Narcos ya no dan tanta "papaya"

Narcos ya no dan tanta "papaya"

Por: Luis Miguel Ávila [email protected] -

Los involucrados en narcotráfico en Panamá ya no exponen tanto sus bienes mal habidos como tradicionalmente lo hacían, sino que han cambiado su ‘modus operandi’, con tal de burlar a las autoridades.

Tradicionalmente, las personas que se dedican a este negocio ilegal se caracterizaban por ostentar casas, autos y propiedades lujosas, lo que de alguna manera los exponía ante las autoridades, sin embargo, con el pasar del tiempo, eso ha venido evolucionando.

Publicidad

Para Javier Caraballo, fiscal especializado en delitos relacionados con drogas, los miembros de las organizaciones criminales han venido cambiando su forma de actuar con el tiempo, una tendencia de la que Panamá tampoco ha podido escapar.

Agregó que en nuestro país ya es poco común ver a personas que se dedican al narcotráfico ostentar el lujo que consiguen producto de esta actividad, sino que los mismos prefieren no exponerse y pasar desapercibidos ante las autoridades policiales y judiciales.

Añadió que igualmente muchas de estas personas operan en barrios populares en los cuales, por el poder que logran obtener, compran el silencio de estas comunidades.

Igualmente, indicó que producto de las actividades que realizan logran acumular importantes cantidades de dinero que no pueden sustentar y que tienen que esconder en caletas, tal como se ha venido viendo en algunos sectores del país como Felipillo y Curundú.

Durante el año pasado, la Fiscalía Especializada en Delitos Relacionados con Drogas logró incautar 6 millones 78,921 dólares producto de actividades de narcotráfico o de blanqueo de capitales.

Muchas de estas capturas de dinero ilegal se dan en autos que vienen de la provincia de Chiriquí hacia la capital con doble fondo, algo que las autoridades han indicado que es producto del pago de la droga que sale de Panamá hacia países de Centroamérica.

Además de esta modalidad, se ha encontrado gran cantidad de dinero en terrenos boscosos de la provincia de Panamá, entre ellos, $2.8 millones en la Manzana Cero de Felipillo, dinero que, de acuerdo con el fiscal Javier Caraballo, pertenece a una organización local dedicada al narcotráfico.

Gran parte de este dinero se queda en Panamá y como no lo pueden mover en la banca optan por esconderlo en caletas como las que están siendo encontradas por los estamentos de seguridad.

Bélgica Bernal, directora del Instituto de Criminología de la Universidad de Panamá, en su momento manifestó que los “caletos de dinero producto de actividades ilícitas como el tráfico de drogas, armas, trata de personas y contrabando de cigarrillos, deben estar por todo el país".

A juicio de la experta, así como se encontró esa gran cantidad de dinero en Felipillo, por todas las provincias del país debe haber dinero, algo que ella asocia con la gran cantidad de drogas y armas que se decomisan en Panamá.

"Este ilícito de la droga y armas, se paga, entonces ese dinero se tiene que blanquear, algo que se hace comprando bienes lícitos, entre ellos, apartamentos, creando empresas fantasmas para que luego se pueda depositar en un banco y que se pueda tener cartera lícita de dinero", manifestó la funcionaria.

Contenido Premium: 
0