Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

No hubo puñetes… Nadie se cortó el dedo

Por: Redacción / Crítica Impreso -

Un encuentro que se desarrolló entre lo tenso y lo jocoso tuvo lugar ayer en un restaurante de la ciudad capital.

El abogado Roniel Ortiz, quien integra el equipo de defensa del exmandatario Ricardo Martinelli (2009-2014) en el caso "Pinchazos", notó que unas cuantas mesas más allá de la suya, estaban sentados nada menos que el jefe de espionaje del varelismo Rolando López Pérez (una de las cabezas de la procuraduría paralela que funcionó durante el pasado gobierno), y la periodista Flor Mizrachi de La Prensa y Medcom.

Publicidad

Y como hoy en día lo que no se filma no existe, la acompañante de Ortiz rápidamente activó la cámara de su celular. "Mira a la rata que me encuentro yo atrás, el ratón", decía un sonriente Roniel Ortiz mientras señalaba a la mesa detrás. "Reducido a nada, un pinche ciudadano más, como cualquiera de nosotros. Un informante; aquí está haciendo un Knockout con Flor Mizrachi".

Luego, Ortiz se acercó a la mesa, se dio un apretón de manos con López y hasta se tomó algunas fotos haciendo amagues de lanzarse trompadas. Todo fue sonrisas de oreja a oreja.

En su rol de jefe del Consejo de Seguridad, Rolando López fue el jefe de espionaje y uno de los más estrechos colaboradores del presidente del quinquenio 2014-2019, Juan Carlos Varela.

Apodado "Picuiro", López fue junto con el fallecido abogado Rogelio Saltarín, cabeza de la denominada "Procuraduría Paralela", un equipo de policías y juristas que -al margen de la ley- armaban y amañaban casos judiciales contra exfuncionarios del gobierno de Martinelli y empresarios que licitaron con esa administración.

Esos "paquetes" los entregaban a los fiscales del Ministerio Público, que bajo instrucción de la procuradora Kenia Porcell, procedían a ordenar detenciones preventivas. También se adelantaban a periódicos, televisoras y periodistas, para así crear "matrices de comunicación" contra los investigados.

Dimes y diretes

Luego de que se regaron las fotos en redes sociales y chats, la periodista Mizrachi reaccionó contra quienes le lanzaban pullas. "Ja, ja, ja. Y Roniel Ortiz se acercó a la mesa a pedirle una foto. ¿No se había puesto los guantes en un video dizque invitándolo a pelear? Además, ¿yo por qué habría de esconderme, si no estoy haciendo nada indebido? El que no la debe ni la teme ni se esconde. Ni sale huyendo...", expresó.

Ante esto, la diputada del PRD Zulay Rodríguez metió su cuchara, señalando: "Interesante foto, el jefe de los pinchadores del gobierno de @JC_Varela junto a la @flormizrachi. Ya sabemos a quién responde está señora y nos queda bastante claro su doble agenda".

"¿Por qué habría de esconderme, si no estoy haciendo nada indebido?", respondió Mizrachi. "Soy periodista, me reúno con fuentes y siempre lo hago en lugares públicos, porque el que no la debe ni la teme ni se esconde".

Luego de esto, ambas se acusaron de querer "desviar la atención".

Roniel: Cortar no es lo mismo que mochar

Por cierto, Roniel Ortiz había dicho que se cortaría el dedo si Rolando López encontraba la valentía de ir a declarar en el jucio. La periodista Linda Bran de NEX se lo recordó ayer.

"Yo dije que me iba a cortar el dedo, no mochar el dedo. Ése (López) es un ratón mentiroso. No vale la pena que ni siquiera me corte las uñas por él", respondió Ortiz.

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content