Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Ordenan a Panamá poner en libertad plena a Ricardo Traad Porras

El documento explica que las autoridades judiciales panameñas no pudieron comprobar que se cometió delito alguno, por lo cual no se justifica que Ricardo Traad Porras se mantenga con las medidas cautelares.

Por: Redacción / Web -

El Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de las Naciones Unidas solicitó a Panamá que se le levanten las medidas cautelares impuestas a Ricardo Traad Porras.

La detención y las demás medidas cautelares impuestas al exdirector del Servicio Marítimo Nacional (SMN) Ricardo Traad Porras violan los derechos humanos de este exfuncionario. A esta conclusión llegó el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de las Naciones Unidas, el cual solicita al gobierno de Panamá que se le levanten las medidas cautelares impuestas a esta persona.

En un informe emitido por el grupo se indica que además de ser arbitraria la detención, las otras medidas cautelares son excesivas.

LEE TAMBIÉN: Tacla Durán dispuesto a colaborar con la justicia de Panamá en caso Odebrecht

Explica el documento que las autoridades judiciales panameñas no pudieron comprobar que se cometió delito alguno, por lo cual no se justifica que Ricardo Traad Porras se mantenga con las medidas cautelares de impedimento de salida del país y notificación cada 15 días ante las autoridades judiciales.

Incluso se pide que el estado panameño investigue quien es el culpable de esta decisión en contra del exfuncionario.

El 13 de enero de 2006, en aguas internacionales cerca de las Antillas Neerlandesas, el Servicio de Guardacostas de los Estados Unidos interceptó la embarcación Perseus V, de bandera panameña, donde se incautó 1,6 toneladas de droga, por ese caso se investigaron y condenaron a algunas personas, luego mediante un acuerdo la embarcación fue donada al gobierno panameño, cuando Ricardo Traad Porras era director del Servicio Marítimo Nacional.

Ya cuando la embarcación estaba en manos panameñas, en octubre de 2006, las autoridades panameñas recibieron una solicitud de asistencia judicial de parte de las autoridades de los Estados Unidos, con el fin de realizar una inspección ocular y un registro de la nave, en busca de drogas. El resultado de dicha diligencia fue negativo.

El 7 de marzo de 2007, en virtud de una nota de la Administración para el Control de Drogas estadounidense, el Ministerio Público abrió un procedimiento sumario contra Ricardo Traad. La nota de la Administración para el Control de Drogas se remitía a los hechos del 13 de enero de 2006, e indicaba que en la embarcación presumiblemente quedaba droga oculta.

El 21 de mayo de 2007, la Fiscalía Primera Especializada en Delito Relacionados con Drogas emitió una resolución, mediante la cual se disponía la indagatoria por la presunta comisión de delitos contra la salud pública y blanqueo de capitales provenientes del narcotráfico, en virtud de los artículos 389 y 393 del Código Penal. En el marco de la investigación, las pruebas científicas demostraron que no hubo drogas ilícitas en el segundo compartimiento de la embarcación Perseus V. Los testimonios de los tripulantes de la embarcación al momento de la captura de la nave indicaron de manera unánime que no había droga en el compartimiento y que las autoridades extranjeras habían incautado toda la sustancia ilícita de la embarcación.

"Ricardo Traad Porras lleva 13 años de estar siendo afectado por las medidas cautelares que se le han impuesto las autoridades judiciales, lo cual ha afectado en su vida", destaca el abogado Luis Eduardo Camacho González.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content