Pelen el ojo a la hora de empeñar: el Gobierno vigila

Por: Aneldo Arosemena Crítica -

El empeño, una actividad muy socorrida entre panameños pobres y de clase media, entra en la órbita de vigilancia de la Intendencia de Supervisión y Regulación de Sujetos No Financieros del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), que instruyó a quienes se dediquen a esta actividad a informar sobre transacciones sospechosas.

Según resolución JD-007-15 de 14 de agosto de 2015, publicada el viernes pasado en Gaceta Oficial, las casas de empeño deben tener una debida diligencia básica para personas naturales que hagan empeños por montos inferiores a $1,500, a clientes -personas naturales- que de forma individual cada vez que empeñen por monto inferiores a $1,500, que en una semana supere los $1,500.

Publicidad

Señala la normativa que las casas de empeño no deben permitir que una persona actúe a nombre de otra, así mismo, deben prestar atención a clientes frecuentes que presenten una variedad de objetos que pretendan empeñar.