Peripecias de un taxista

Peripecias de un taxista

Peripecias de un taxista

Por: Por: Daniel Rivera. -

Nadie escapa a la situación económica asfixiante que vivimos producto de la pandemia de la COVID19, aunque nuestro país camina para regresar a la normalidad, aún el camino es largo y lleno de espinas.

A esta problemática también se enfrentan los conductores del transporte selectivo (taxis), los cuales piden volver al sistema de circulación por último dígito de placa, ya que mantenerlos a todos operando los 7 días de la semana, no resulta rentable, debido a que las condiciones económicas del país reflejan cifras pocas alentadoras. Esto fue sustentado por el propio ministro Héctor Alexander, quien hizo dicho el señalamiento hace unos días.

Publicidad

Hay cosas que debieran cambiar dentro del servicio selectivo del transporte; como por ejemplo en la actualidad y desde que se crearon las concesionarias, se encareció el costo por la placa de circulación, antes, la Autoridad de Tránsito recibía $10 por dicha placa, hoy en día, la ATTT, sigue cobrando los $10, pero el propietario del vehículo debe pagar a una concesionaria cifras que van desde los $80 hasta los $140 por la placa, que dicho sea de paso, el tránsito la entrega cada 2 años, cuando lo normal debe ser todos los años. En este aspecto, el dueño del taxi debe cumplir con el pago puntual de su placa, pero la ley no obliga al Autoridad de Tránsito entregar la placa. Desconozco el propósito real de la creación de las concesionarias, pero la verdad que poco o nada hacen en beneficio del conductor.

Otro aspecto de este problema lo constituyen las famosas empresas administradas por extranjeros, dedicadas al negocio de taxis, hace preguntar ¿dónde quedó aquello que los certificados de operación (cupos), es exclusivo para panameños? Y qué decir de las elevadas cuentas que por día cobran estas empresas por cada unidad; aquí el Estado debe intervenir a favor de los nacionales y acabar con esa práctica que perjudica al profesional del volante.

Volviendo al esquema de circulación por placa de los taxis, soy consciente del compromiso que muchos propietarios mantienen con financieras y bancos, pero en definitiva hay que buscar alternativas que permitan por un lado honrar dichos compromisos, pero a la vez también que el conductor pueda llevar el sustento a su hogar.

También hay que mejorar la prestación del servicio de taxis de manera que tanto quien lo utiliza, como quien lo ofrece se sientan cómodos; los primeros por un trato cordial y con respeto y los segundos, satisfechos por el servicio ofrecido. Incluso el gobierno a través del INADEH, puede hacer una labor efectiva.

Señor director del Tránsito, sea más ecuánime, entienda que haber eliminado el esquema de circulación y permitiendo que los taxis puedan trabajar las 24 horas, no fue la mejor solución sabiendo que aún en el país existe un toque de queda, lo que indica a todas luces que a esa hora trabajar será igual a pérdida, pues no hay a quien transportar. Si se iba a eliminar esta medida que sabemos es temporal, se debió buscar alternativas que garanticen la tranquilidad del sector y no dejarlos a la buena de Dios a ver qué sale.

El país nos necesita a todos como actores en positivo de la búsqueda de soluciones garantes de fortalecer todos los pilares de la economía, nadie es culpable de esta pandemia, pero si todos somos responsables de reflotar esta nuestra casa llamada Panamá, tierra que todos amamos y lo que menos queremos es verla sucumbir por desaciertos que pueden enmendarse.

Entienda que usted como parte del Ejecutivo, también debe ser garante de que haya paz, somos portadores de buenas ideas en vías de fortalecer los sectores responsables de enrumbar el país.

Si bien es cierto, se ha reactivado casi la mayoría de las actividades económicas, aún es mucho lo que hay que hacer para recobrar ese ritmo de crecimiento que teníamos. ¡Dialogar no cuesta nada!

Contenido Premium: 
0