Pide no creer en supersticiones

La comunidad católica de Panamá se dio cita ayer en sus respectivos templos para celebrar el Domingo de Ramos e inicio de la semana mayor. La

Víctor A. Santos J. Crítica

La comunidad católica de Panamá se dio cita ayer en sus respectivos templos para celebrar el Domingo de Ramos e inicio de la semana mayor.

La Basílica Don Bosco estuvo abarrotada desde tempranas horas de la mañana. Su sacerdote, William Argüello, pidió en la homilía a sus fieles dejar de creer en supersticiones.

“Alcen sus palmas que significa hosanna en el cielo, bendito el hijo de David”, exclamó Argüello.

En el sermón, apeló a la fidelidad y les solicitó a los presentes que botaran las lechugas y mandarinas cuando llegaran a sus hogares.

“Nosotros creemos en el rey que vino a salvarnos. Nada de malas vibras. O están con Dios o con el diablo”, dijo en su mensaje el religioso.