Block title
Block content
Block title
Block content

Pinilla: el rey de la planilla

Por: Redacción/ Crítica -

El 13 de septiembre de 2012, un exchofer del magistrado Erasmo Pinilla lo denunció ante el Tribunal de Cuentas por nepotismo; en la primera quincena de abril pasado, la zarina anticorrupción, Angélica Maytín hizo lo propio ante la Procuraduría de la Administración contra el presidente del Tribunal Electoral, pero hasta ahora los avance son pocos y nulos.

Erasmo Pinilla se mantiene inamovible y cuando le recuerdan el tema de la parentela nombrada en la planilla oficial reprende al osado periodista con un ¡Basta Ya! y hasta a la propia Angélica Maytín, a quien le exige respetar un fallo dividido de la Corte Suprema de Justicia, que consideró que el nepotismo no es delito ni falta administrativa, sino una falta a la ética que debe ser sancionada por el propio Tribunal Electoral, es decir Pinilla, Eduardo Valdés y Heriberto Araúz, se deben sancionar a ellos mismos.

Angélica Maytín, reaccionó y pidió que se resuelva con prontitud la denuncia por nepotismo interpuesta contra Pinilla.

La directora de la Autoridad Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (ANTAI), fue clara en advertir que la Corte se pronunció en relación a la denuncia por nepotismo presentada por el abogado Sidney Sittón, sin embargo, queda pendiente que resuelvan la solicitud presentada por ella en ese mismo sentido.

"Hay que mantener la presión sobre los magistrados de la Corte porque a nuestro punto de vista no están haciendo lo correcto", denunció la zarina anticorrupción, quien añadió que "hay suficiente normativa legal para proceder contra el magistrado".

Maytin dijo que espera que la Corte se reúna y examine las cartas y solicitudes enviadas por la ANTAI "que citan artículos de la Constitución que establecen claramente que el Órgano Judicial, es el ente idóneo para investigar a los magistrados del TE".

A Pinilla se le atribuye que mantuvo en planilla de su tribunal desde 12 hasta 26 parientes.

El magistrado Harry Díaz calificó el nepotismo "confeso" del presidente del Tribunal como un "delito aborrecible...que ahora se pretende dejar de lado y en el olvido".

El cuestionamiento de Díaz figura en un salvamento de voto frente al fallo bajo la ponencia del magistrado Abel Zamorano y respaldado por Oydén Ortega, Jerónimo Mejía, Víctor Benavides y Efrén Tello (suplente de Luis Ramón Fábrega), quienes rechazaron de plano una denuncia presentada por el abogado Sidney Sittón contra Pinilla por faltas a la ética.

Harry Díaz resaltó que desde el año 2010 se interpuso una querella por el nepotismo del magistrado Pinilla, por lo que el "falso intento" del Tribunal Electoral de incorporar el 20 de abril pasado en su Código de Ética la prohibición del nepotismo, se debió realizar "hace 5 años y no ahora, lo que trajo como consecuencia que (una veintena) de sus familiares recibieran aproximadamente 5 años de salarios".

El artículo 142 de la Carta Magna establece que los magistrados electorales deben responder ante la Corte por las faltas y delitos, pero el fallo de Zamorano alega que el nepotismo no es una falta sino una conducta ética, criterio contrario a la Ley de Carrera Administrativa y hasta del propio decreto posterior del Tribunal Electoral, que lo agregó a su Código de Ética, sostuvo Harry Díaz.

El integrante de la Corte cuestiona que ahora resulta que los magistrados del Tribunal Electoral han descubierto que el "nepotismo sí es una falta administrativa como si fuera algo novedoso...pero cabe acotar que es indudable que el nepotismo es corrupción".

Para Harry Díaz con el fallo de la mayoría de la Corte "perdió la administración de justicia, perdió la decencia y perdió el país".

Erasmo Pinilla alega que la energía que se usó para atacarlo por tener unos parientes mal pagados, pero muy eficientes y trabajadores nombrados, la hubiera gustado verla usar en contra de la gente que mantiene cientos de botellas, gente cobrando sin hacer nada en muchas esferas del Estado.

Block title
Block content
Block title
Block content