Proceso canónico contra curas envueltos en escándalo sexual

Los sacerdotes Rogelio Topin, Orlando Rivera y Karl Madrid fueron separados por la Iglesia Católica de Panamá, por "conductas inapropiadas y escandalosas”, luego de filtrarse un video sobre un encuentro sexual con un joven venezolano.
Proceso canónico contra curas envueltos en escándalo sexual

Por: Información de Jean Carlos Díaz -

La Iglesia Católica de Panamá le hizo frente a un escándalo sexual en el que se han visto involucrados cuatro sacerdotes, los cuales han sido separados de sus funciones y están siendo investigados tal como lo establece el proceso canónico.
Los sacerdotes Rogelio Topin, Orlando Rivera y Karl Madrid fueron separados por la Iglesia Católica de Panamá, por "conductas inapropiadas y escandalosas”, luego de filtrarse un video sobre un encuentro sexual con un joven venezolano.
El monseñor de Panamá, José Domingo Ulloa, como máximo representante de la Iglesia , encabezó una conferencia, en la que pidió perdón por las conductas inapropiadas y escandalosas de algunos sacerdotes.

Ulloa indicó que la iglesia solo tiene una moral aunque algunos de sus miembros no practiquen y afirmó que “Creemos que esto también puede ser el comienzo renovado para nuestra santidad. Sé que hay varias formas de enfocar esta realidad que vivimos, está la realidad humana, pero también está la realidad de la fe”.
Indicó que se habla de doble moral de la Iglesia, pero reiteró que la no es así. "Somos cristianos para ser santos y si no somos santos para qué somos cristianos".
De igual forma, el máximo representante de la Iglesia Católica de Panamá dijo que la fe ayuda a ver que esto que ha salido a la luz es como una oportunidad de purificación y que la gente está pidiendo de nosotros la coherencia en la vida de nuestra fe.

Publicidad

Por su parte, el padre Luis Núñez explicó que la Iglesia Católica tiene normas particulares y un Código de Derecho Canónico que rige a todos los bautizados, el cual se divide en siete libros, siendo el sexto y el séptimo los que establecen los procesos y las sanciones por las faltas cometidas ya sea por laicos, religiosos o clero.
Núñez, Vicario Pastoral de la Arquidiócesis de Panamá afirmó que los sacerdotes señalados en la investigación fueron separados, adoptando una medida cautelar en el proceso canónico mientras avancen las investigaciones.
Por su parte, monseñor Rafael Valdivieso Miranda detalló las acciones que ha venido realizando la iglesia católica para la protección y cuidado de los menores de edad.
Según Valdivieso, se han realizado campañas sobre la prevención de abusos, además  talleres en distintas diócesis sobre el crecimiento, madurez, salud mental, sexualidad, celibato y demás.

Monseñor Manuel Ochogavía Barahona, obispo de la diódecis de Colón-Guna Yala, afirmó que 10 sacerdotes han sido suspendidos en los últimos 10 años y por el reciente caso cuatro han sido separados.
Según explicó, el proceso canónico inicia con la aplicación de medidas cautelares como las aplicadas con la separación de los curas investigados y luego se avanza con la investigación por parte de la jurisdicción correspondiente.

Al culminar el proceso de investigación y recolección de pruebas tanto testimoniales, documentales, vídeos entre otras, el caso es llevado ante la Congregación de la Doctrina de la Fe, para que allí se continúe con el proceso y se tome la decisión sobre la sanción que se impondrá al religioso involucrado.

La Congregación de la Doctrina de la Fe es un tribunal encargado de estudiar los casos y dictar sentencia con relación a los delitos cometidos por los sacerdotes. Cuenta con peritos, abogados y canonistas.

El arzobispo José Domingo Ulloa, enfatizó que según la nueva connotación y exigencia del Papa Francisco, las sentencias que se dicten en la actualidad serán públicas, con nombre y apellido del implicado, mientras que anteriormente solo se daban a lo interno de la iglesia.

Contenido Premium: 
0