Block title
Block content
Block title
Block content

Procuradora se ‘monstrosea’

Por: Redacción Crítica -

Una visiblemente irritada procuradora general de la nación, Kenia Porcell, negó ayer las acusaciones hechas por el expresidente Ricardo Martinelli sobre "justicia selectiva" y "persecución política" a través del Ministerio Público hacia figuras del anterior gobierno.

Porcell casi pierde la compostura cuando el periodista Hugo Famanía la confrontó con una evaluación médica a la empresaria Poulett Morales (detenida por el caso de compra de mochilas escolares) enviada por el Instituto de Medicina Legal (IML).

En esta evaluación se corroboraba que Morales había sido operada de una hernia, y que sufría de hemorroides y anemia, entre otros padecimientos, por lo que se recomendaba cambiar la medida de detención preventiva a una menos severa.

Porcell visiblemente molesta expresó: "Yo voy a responder esto teniendo todavía un especial cuidado en la forma como yo me expreso".

"La ley es clara y la ley dice que eso es un diagnóstico. El opinar pudiera en alguna medida conllevar a que el médico que atiende la causa se interiorice mucho más y pierda la objetividad.

"Medicina Legal tiene que emitir un diagnóstico sobre la situación médico-legal, se remite al fiscal, que es lo que le permite valorar si se sustituye o no una medida cautelar. Pero que un médico diga eso, es claro que si el fiscal considera que se está excediendo, puede perfectamente solicitar al consejo médico legal que haga una segunda evaluación porque los médicos están para dictar el diagnóstico, no para entrar al campo del derecho".

Porcell dijo que en su administración se tramitan 234 casos por corrupción, de los cuales el 60% pesan sobre funcionarios del gobierno anterior.

También señaló que tiene entre 50 y 60 casos contra funcionarios de mando y jurisdicción del actual gobierno, acusados de omisión en el ejercicio de funciones públicas o abuso de autoridad.

Existen 16 causas suspendidas por causa de que los acusados tienen fuero penal electoral.

Adicionalmente, dijo que sus fiscales han pedido prórrogas para la investigación de 44 casos y están a la espera de pronunciamiento del Órgano Judicial. Al ser cuestionada sobre las acusaciones sobre selectividad en las medidas cautelares, Porcell argumentó: "En los casos de corrupción, tengo 172 personas con medidas cautelares distintas a la detención preventiva y solo hay 31 personas con detención preventiva, ahora dígame a mí si yo como procuradora general de la nación estoy persiguiendo y tengo a todo el mundo privado de su libertad".

Cuando se le preguntó si era presionada por el actual gobierno, su respuesta fue: "Ja... Para nada. Para nada. Este es un cargo que conlleva presiones, pero que alguien se deje presionar, esa es otra cosa, y yo no me dejo presionar de nadie".

Block title
Block content
Block title
Block content