Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

QUIEREN MATAR AL ‘LOCO’

El Hospital Santo Tomás fue militarizado ayer para mover a Ricardo Martinelli de la Sala de Cuidados Intensivos a la de radiología. Una escuadra de policías y de Fuerzas Especiales prácticamente llevaban la camilla del expresidente y empujaban y golpeaban a periodistas que intentaban lograr declaraciones del expresidente.

El exmandatario Ricardo Martinelli -quien antenoche presentó una presión arterial de 230/90 con riesgo de un evento cerebrovascular- apenas pudo exclamar: ¡me quieren matar, estoy secuestrado! Algunos presentes en el nosocomio le gritaban a los uniformados: ¡dejen al hombre, coño!

Block title
Block content
Block title
Block content
No dejes de leer
Block title
Block content
Block title