Rennie Stenett, el hombre del 7-7

Rennie Stenett, el hombre del 7-7

Rennie Stenett, el hombre del 7-7

Por: Por: Alfredo Franceschi / Especial para Crítica -

Desde hace años no sabía de Rennie Stennett, el gran pelotero y un gran amigo. Ahora la noticia de su fallecimiento a la edad de 72 años, me tomó por sorpresa y me hizo recordar muchas cosas desde que lo conocí en la Liga Distritorial de Panamá, a finales de los 60. Jugaba varias posiciones, como lanzador, torpedero, tercera y era un líder. José Murillo lo recuerda. Fueron compañeros  en el mismo equipo.

Rennie fue un atleta completo. Además de triunfar en el béisbol, y lograr una gran hazaña de batea de 7-7 en un juego, se destacaba en al atletismo y en el baloncesto por los lados de Gamboa y Pedro Miguel.

Publicidad

Logró grandes temporadas con los Piratas en los años 70, tres veces por arriba de los 300. Bateó de 7-7 en un juego, luego 10 hits en dos partidos seguidos y 12 en 16 turnos. Fue una tremenda marca. Cuando bateó de 7-7, Sanguillén conectó de 5-2. De 12-9 entre los dos.

Una vez nos dijo que había conectado los 7 imparables con el bate de su compañero Manny Sanguillén. Siempre lo destacó. "El bate está en mi casa", agregó esa vez. Hice una crónica en esa ocasión.

Jugó en Grandes Ligas de 1971 a 1981, acumulando 1, 239 hits, 41 jonrones y promedio de .274 en 1,237 partidos jugados. Es uno de los 8 panameños que han bateado más de 1,000 hits en las Ligas Mayores.

Jugó en la Serie Mundial de 1979, junto a Sanguillén y Omar Moreno. En ese clásico dio de 1-1 como emergente. Y en un partido los tres panameños vieron acción, para una curiosa marca, el 10 de octubre de 1979 para ser preciso. En las ligas menores fue campeón bate con el equipo Salen, en 1970 con promedio de .338

En 1971 cuando los Piratas vinieron a Panamá, él fue el más destacado jugando para las estrellas panameñas al conectar de 11-5.  Ese mismo año escaló a la gran carpa.

Una lesión jugando con los Piratas, le cortó una carrera brillante.  En 1980 y 1981 lució la franela de los Gigantes.

En 1971 fue parte del lineup de los Piratas -vs- Phillies donde todos eran descendientes de la etnia negra (negros). Sanguillén (c) fue parte de lineup junto a Roberto Clemente, Willi Stargel, Gene Clines, entre otros.  Es otra historia no tan contada.

También recordamos un memorable día de 1977 cuando él y Rod Carew, cada uno en su liga, amanecieron líderes de bateo. Rod siguió y Rennie no pudo mantenerse.

Como segunda base era un gran fildeador. Una vez tuvo una racha de más juegos sin error.

Jugó para Panamá en un Nacional.Tenía una gran recta, pero era mejor al bate y en las bases. Y como bateador lo firmaron. Ganó un par de juegos.

En 1976, bateó de 6-5 frente a los Cubs. Su primer hit lo conectó frente a Fred Norman del San Diego, en 1971. Y su primer HR, en 1971 frente a Bill Stoneman del Montreal. Tuvo un jonrón con bases llenas.

En 1973 dio 2 cuadrangulares frente a San Diego y remolcó 6 carreras, En 1977 tuvo una cadena de 20 juegos bateando de hits.

Rennie será recordado por su hazaña de 7-7 en un juego de nueve entradas. Pero para los que lo conocimos como pelotero y persona, fue algo más que un jugador  de Grandes Ligas y un orgullo del béisbol panameño.

Contenido Premium: 
0