Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Se automedican por Covid-19

Por: Jorge Luis Barría -

El constante aumento de personas positivas por coronavirus en Panamá ha llevado a panameños, que no están diagnisticados con el COVID 19, hacia clínicas privadas en busca de recetas de los medicamentos contra el coronavirus, que están en etapa de experimentación.

Las farmacias en el país están recibiendo a personas sanas, quienes con receta en mano de clínicas y hospitales privados llegan a comprar medicamentos como Azitromicina y la hidroxicloroquina, que están siendo utilizados para las personas detectadas como positivos en el país.

Publicidad

En las recetas, los médicos han ordenado Plaquinol (hidroxicloroquina) de 400 mg, para una persona por un periodo de 30 días, es decir 60 tabletas; en el caso de la azitromicina, están ordenando el consumo de estos por un periodo de 15 días, es decir tomar una cada día.

La mayoría de las recetas no mantienen fechas, por lo que esto podría indicar que los médicos no las colocan para que las personas puedan ir en cualquier momento a comprar más.

El doctor Domingo Moreno, de la Comisión Médica Negociadora Nacional (COMENENAL), manifestó que primero sería algo irresponsable de que existan colegas que estén recetando estos medicamentos, sin que se haya determinado con claridad su efectividad para combatir el COVID-19.

“Yo no sé quién pueda estar haciéndole recetas a los pacientes así, porque eso también es muy irresponsable” acotó el médico, quien reiteró que esto apenas está en fase de investigación, pero que existe una desesperación en la comunidad por buscar una forma de contrarrestar el virus.

La azitromicina es un antibiótico utilizado para las infecciones bacterianas de las vías respiratorias, mientras que la hidroxicloroquina es utilizada para personas con enfermedades reumáticas leves y lupus.

.“Los medicamentos que tienen un metabolismo en el hígado y los que tienen que pasar por los riñones, si se utilizan de manera indiscriminada y sin control, podrían causar a la larga o a su largo uso podría causar más daños que beneficios” acotó Moreno.

Según Moreno se está abusando, porque son medicamentos en fase de prueba, porque ni previene la enfermedad, ni sirven si no están debidamente administrados en la dosis requerida y bajo vigilancia médica.

Para el doctor Moreno, la azitromicina es un medicamento que debe estar regulado, ya que no lo pueden estar consumiendo personas que no tengan ningún tipo de padecimientos.

En las farmacias locales el costo de la hidroxicloroquina es de 0.76 centavos cada una, mientras que las azitromicinas tiene un precio de $5.25 cada unidad.

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content