Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Se perdió difunto en funeraria

Familia recibió el cuerpo de una persona que nadie reconoce como el de la señora Martina Pineda.

Redacción/Crítica

Una denuncia penal interpuso José del Carmen Pineda contra quienes sean los responsables de la desaparición del cuerpo de su madre, Martina Pineda, de 84 años, quien falleció producto de una enfermedad crónica, debido a que cuando fue a retirar sus restos mortales, en la funeraria le entregaron el cuerpo de otra persona.

Los hechos

Pineda, quien es asistido por al abogado Rubén Miniel Rosas, informó que luego de la muerte de su madre, el 6 de mayo en su residencia en San Miguelito, contrataron los servicios de una funeraria a la que se pagó la suma de $700, cuyo personal retiró esa misma noche el cuerpo de la difunta.

Publicidad

El 10 de mayo, cuando acudió a la funeraria a tramitar los servicios, se le mostró un cuerpo que, según el denunciante, no es el de su madre; igualmente, un sobrino que lo acompañó a esa diligencia señaló que esos restos no corresponden a la difunta.

Familiares niegan

El denunciante narró que se comunicó con el dueño de la funeraria, quien le explicó que ese era el cuerpo de su madre, pero como habían pasado varios días, al mismo se le había suministrado una sustancia para que no se descompusiera. Frente a esto, Pineda aceptó retirar el cuerpo para darle sepultura en La Mesa, en Veraguas, pero estando en esa provincia, familiares de la difunta que vieron el cadáver negaron que fuera el de la señora Martina.

De vuelta a Panamá

Frente a la negativa de los familiares de la difunta a reconocer ese cuerpo, el dueño de la funeraria decide mandar el carro fúnebre a Veraguas y traer el cuerpo de vuelta a la morgue en Panamá y acuerdan con el denunciante que el lunes 14 mayo irían los familiares a la morgue a confirmar, una vez más, la identidad de la fallecida.

LEE TAMBIÉN: Muere cabo lince durante operativo

No lo reconocen

A tempranas horas del lunes, el denunciante junto a sus hermanas Teodora, Sebastiana, Marina y Apolinaria fueron a reconocer el cuerpo de su madre en la morgue, en presencia del propietario de la funeraria y un abogado de este.

Luego de desvestirlo, los hermanos coincidieron, una vez más, en que ese cadáver no era el de su mamá, por lo que el abogado de la funeraria sugirió una prueba de ADN para despejar las dudas.

Denuncia

“Yo le dije que no iba a buscar ninguna clínica y que pondría la denuncia para el trámite correspondiente”, expresó José Pineda, quien también agregó que en la funeraria pretendían que él asumiera el gasto de esa prueba de ADN.

Pineda presentó ayer la denuncia en el Centro de Atención Primaria para que se haga la correspondiente investigación.

Mientras esto sucede, el cuerpo que dice la funeraria San José Arcángel es de Martina Pineda continúa en la morgue, en espera de su destino final.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
No dejes de leer
Block title
Block content
Block title