Block title
Block content
Block title
Block content

Semana Santa, la nueva fecha

Semana Santa, la nueva fecha

Por: Redacción Crítica -

El mandatario Juan Carlos Varela alegó que no escuchó abucheos en su contra durante la inauguración del estadio Kenny Serracín y ahora puso una nueva fecha para resolver los asuntos pendientes de su gestión: ¡después de Semana Santa!

En una entrevista con Hugo Famanía, el presidente reiteró que “no ve ninguna crisis” en Panamá y dejó entrever que esperará hasta después del 1 de julio para la designación de los nuevos magistrados de la Corte Suprema de Justicia, que debieron estar en sus puestos desde el 2 de enero.

Publicidad

El jefe del Ejecutivo ya había prometido resolver el tema de la Corte para después de los Carnavales.

“El 1 de julio habrá una nueva directiva en la Asamblea, deje que las fuerzas políticas se muevan. No hay crisis”, expresó Varela, quien reiteró que ahorita hay dos Comisiones de Credenciales y habrá que definir cuál comisión es la que queda y dónde se presentarán los candidatos.

Lo cierto es que al llegar el 1 de julio habrá una sustracción de materia en el tema de las comisiones porque se tendrá que elegir a una nueva y, por ende, se acabaría la excusa.

El problema es que la Constitución es clara en cuanto a los periodos de los magistrados de la Corte. Ya el 1 de septiembre de 1989 hubo situaciones un tanto similares en el Órgano Ejecutivo y la Asamblea Nacional, cuando concluyeron sus periodos. El Consejo General de Estado designó en aquella ocasión a Francisco Rodríguez como presidente provisional y luego una Asamblea Nacional de 510 representantes de corregimientos asumió el rol del Órgano Legislativo.

Durante la entrevista, Varela fue preguntado si aceptaría la mediación del arzobispo José Domingo Ulloa solicitada por la presidenta de la Asamblea, Yanibel Ábrego, y se limitó a responder que era “bueno que los políticos vayan a la Iglesia y más en esta época de Cuaresma, que es de arrepentimiento y reconversión… yo acabo de hablar con el Cardenal José Luis Lacunza”.

Varela también alegó que siempre consulta con la sociedad civil, aunque sea de manera informal, sin embargo, cuestionó que en la selección del listado anterior para escoger a magistrados de la Corte se utilizaron puntajes y se hizo una especie de pareo, cuando eso no está en el Pacto de Estado con la Justicia.

“Esas cosas de no me gustaron, pero se puede replantear la fórmula y volver hacer un intento”, exclamó un alegre Varela, quien se apuró a aclararle al periodista Famanía que lo que tenía en un vaso era soda de dieta, olvidando el viejo refrán del que se “excusa se acusa!”.

Juan Carlos Varela dijo que pasada la Semana Santa habrá noticias positivas, de diálogos, de paz. “Llevo al país en paz y mi guía es terminar en paz”, expresó Varela, dejando tácito que asume ya el fin de su mandato al expresar que le quedan 15 meses y, como en el fútbol americano, en el último cuarto “down” quiere hacer un buen cierre.

Respecto a la inoportuna frase del director del Idaan, Juan Felipe De La Iglesia, de tildar de “marginales” los barrios populares, Varela trató de bajar la presión y exclamó que “todos cometemos errores, lo importante es aceptarlo y eso hace la grandeza de la persona. Yo he cometido mis errores y los tendré que reconocer”, añadió.

Block title
Block content
Block title
Block content