"Simplemente, lo dejaron morir "

Solo el equipo humano del 911 se mantuvo con él durante las 6 horas en las que Christian consumió 5 tanques de oxígeno chicos y 2 grandes. Después fue ingresado.
"Simplemente, lo dejaron morir "

Por: Redacción / Crítica -

¡Impotencia, rabia y dolor! Son sentimientos encontrados que experimentan los familiares de Christian Peña, de 41 años, quien murió de Covid-19, la madrugada de este miércoles, en el hospital San Miguel Arcángel (HSMA). Antes de fallecer, debió pasar seis horas de agonía dentro de una ambulancia, en el exterior del HSMA, en espera de la muerte de algún paciente internado, que le cediera la cama. 
Esta fue la respuesta que recibió un familiar de este paciente, que desesperado veía cómo la falta de oxígeno acababa con la vida de Christian, en el estacionamiento del hospital. 
Christian consumió durante esas 6 horas, cinco tanques de oxígenos chicos y dos grandes.

Paciente Covid-19
El diagnóstico positivo lo conoció el lunes, después de hacerse una prueba rápida en un hospital privado. La confirmación le llegó tres días después de tener síntomas, primero tos y luego una fiebre parecida a un resfriado, que alcanzó los 38 grados y que intentó bajar con analgésicos.
El martes su situación empeoró por lo que sus familiares contactaron al Sistema Único de Emergencias Médica -SUME 911- y solicitaron una ambulancia para el traslado hacia algún centro hospitalario.
El equipo del SUME 911 intentó que el paciente fuera recibido en dos hospitales, pero fue rechazado, por lo que como residente de Santa Marta, en el distrito de San Miguelito, el centro debía ser el HSMA.

Empieza la agonía
​La ambulancia con el paciente llegó al HSMA a las 2:00 p.m. del martes 19 de enero, pero el personal del hospital no lo recibió. Los paramédicos estacionaron la ambulancia en la parte trasera del edificio a muy pocos metros de donde se encuentra instalado el hospital campaña, que cuenta con 40 camas nuevas y todo el equipo necesario, pero que aun no ha sido "inaugurado".

 
 
Publicidad
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Diario Crítica (@criticapa)


 
"Una doctora, le informó a los paramédicos que no podían dejar a mi cuñado en el hospital"... Durante esas seis horas, ningún médico o enfermera salió a verificar su condición, a pesar que el cuarto de Urgencias mantenía poco movimiento. Solo el equipo humano de SUME, permaneció con él y en reiteradas ocasiones intentó que fuera ingresado ante su condición de salud, pero siempre encontraron un rotundo "No" de la doctora encargada de su admisión, explicó Ricardo Muñoz a Crítica.
"Otro doctor dijo no me hago responsable si su cuñado muere, que se haga responsable el 911", según explica Muñoz.
"Nunca se vio el interés del personal del hospital de ayudar, simplemente lo dejaron morir", afirmó Muñoz, quien grabó un video que muestra a su cuñado aún con vida, usando un respirador, dentro de la ambulancia
Ese mismo martes,  después de las 8 de la noche, cuando se dio un cambio de turno y personal, Christian fue admitido como paciente de Covid-19.
"A las 11:38 p.m., se comunicó conmigo y me comentó que estaba cansado, mantenía el respirador e iría a dormir", dijo Muñoz. Sin embargo, esa sería la última comunicación. Christian murió a las 5:00 de la mañana, según la documentación del hospital".
Buscando explicaciones
Los familiares intentaron conocer más detalles de la muerte de Christian, pero fue muy poco lo que consiguieron: ¡Murió de Covid! 
Cuando llegaron a la morgue del HSMA y cuestionaron el actuar del personal de salud el día anterior, una doctora dijo, en tono enérgico: "es muy difícil que yo tenga allá dentro tres pacientes graves y yo salga a hablar con un familiar". "Nosotros estamos bajo estrés".
Muñoz, también citó el comentario de un médico, quien expresó : "Espera que uno (paciente) se muera y metemos a tu cuñado". Al escuchar la frase, la doctora  dijo inmediatamente: "Es que es así".
Es la realidad que se vive en los hospiales, saturados de pacientes y con personal cansado.

Un hospital cerrado ¿De qué sirve?

Paradójicamente, a unos cuantos metros donde se estacionó la ambulancia se encuentra el hospital de campaña, que se instaló para aumentar la capacidad y atención en el San Miguel Arcángel.
Una de esas camas podría haber salvado a  Christian, sin embargo, este hospital no está funcionando por lo que no sirven de nada para los pacientes que requieran hospitalización inmediata por mantener cronometrada su vida, en horas, minutos o segundos, así se manifiesta Muñoz en un video que está en las redes sociales, y en el que se critica al titular  de Salud, Luis Francisco Sucre y al presidente Laurentino Cortizo.
"Lo que vivió mi cuñado, lo están pasando miles de panameños que van a los hospitales y son tratados mal por el personal de salud, que cuando lo ingresan no le dan información sobre sus familiares, te llaman cuatro o cinco días después para informarte que tu pariente murió. La gente llega a los hospitales y hasta la recepcionista se creen que son superiores a ti, gritan y hasta te ignoran".

"Esto no va a parar nunca (la pandemia) porque la gente que tiene Covid-19, no quiere ir a los hospitales por el trato o la falta de atención, entonces se quedan en sus casas y siguen propagando el virus", opinó.

Solo números
Christian entró a formar parte de las estadísticas, un número. Murió el miércoles 20 de enero, el día calificado de "histórico y especial" por el presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen, debido a la llegada de las dosis de la vacuna contra la Covid-19. 
Su muerte está registra a las 5 de la madrugada, 5 horas y media después de este arribo "pomposo" y unos 10 días antes de "inaugurarse" el hospital de campaña del HSMA que cuenta con 40 camas, según informó el director del centro.
Christian se convirtió en uno de los 5 mil y tantos muertos ocasionados por el Covid y fue 1 de los pacientes que requirió 1 cama y algo de atención temprana.


 
Contenido Premium: 
0