Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

SIP advierte de peligro con cemento importado

Por: Jean Carlos Díaz [email protected] -

Uno de los principales retos que tiene la industria del cemento en Panamá es lograr implementar normas y reglamentaciones que aborden el tema de la importación de este rubro a suelo patrio.

Esto debido a que el sector se mantiene desprotegido ante la falta de exigencias que verifiquen el cemento que ingresa a Panamá, pudiendo hacer que entren con cromo hexavalente (compuesto tóxico, insípido e inodoro) y la población se mantenga desprotegida.

Publicidad

José Luis Sáez, de Zaragoza-España, dijo que lo peligroso del cromo hexavalente es que es soluble y pasa inmediatamente al agua. El cemento en el momento que toca la piel comienza a hidratarse con la humedad, indicó.

Es considerado un alérgeno (puede producir alergia), siendo un elemento que es potencialmente cancerígeno, enlistado por los Estados Unidos dentro de los elementos cancerígenos desde 1980.

“Cuando se permite que cualquiera pueda traer su producto al país es un peligro, los productores locales están cumpliendo, pero los principales riesgos son para todos aquellos que están vinculados al sector, concreteros, quienes lo utilizan, por su concentración y exposición”, adelantó.

Edgar Arias, director general de Normas y Tecnología Industrial del Ministerio de Comercio, recalcó que en Panamá está entrando cemento que no cumple con las características de la normativa nacional, porque no existe una regulación que está establecida en el proyecto de Reglamento Técnico a expensas de aprobación.

Tanto por rutas acuáticas como por la frontera con Costa Rica han estado ingresando cemento de países de Turquía, China y otros.

El peligro del cromo en el cemento está en la etapa de construcción y demolición de las obras, no sale del concreto cuando ya ha secado.

La Norma 5 de 2019 sobre cemento Portland indica el método, prueba y ensayo para poder dictaminar que el cemento cumple con cada uno de los parámetros químicos. Adicional al Reglamento Técnico del Cemento de la Norma 90 de 2019 de los procedimientos de evaluación de la conformidad para importación y comercialización.

Edgardo Villalobos, subdirector de Salud Ambiental del Ministerio de Salud, reconoció que la norma existente solo protege al trabajador en la exposición, pero no abarca el tema de la importación, ni limita la cantidad que tenga el producto.

Para Jorge Luis Quirós, asesor de TGC Industrial, el tema del cromo es algo de salud, ya que no está dentro de las normas del cemento como tal, pero deben haber límites de su uso en cualquier producto.

Es considerado un producto tóxico que no debe manejarse, debe ser abordado con cuidado como la fibra de vidrio.

El consenso en Europa es que dos parte por millón (ppm) de cromo dentro de los productos de la construcción es considerado como seguro.

Sin embargo, los estudios señalan que en muchas compañías la exposición es hasta 25 veces mayor que lo permitido.

En Panamá se importan diez mil toneladas de cemento al mes, según estadísticas de la Contraloría.

Jorge Azcárraga, de Cemento Interoceánico, considera que hay amenazas en las importaciones de cemento que no cumplen con las normas, aunado a la caída de la industria que se refleja en los números y en los despidos.

Una persona que realice trabajos de soldadura con acero inoxidable, los rines cromados de los autos están expuestos al cromo hexavalente.

Ayer se realizó un foro sobre la “Importancia de la Normatividad de Materiales en el Sector de la Construcción”, organizado por el Sindicato de Industriales de Panamá.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content