SUFRE Y LLORA ARGENTINA

SUFRE Y LLORA ARGENTINA

SUFRE Y LLORA ARGENTINA

Por: Gabriel Castillo Para Crítica -

Sin personalidad, sin autoridad, sin condición y sin resolutiva, se quedó uno de los favoritos de este Mundial: Argentina, sumado a la frustración que dentro del terreno tenían a un elegido, Lionel Messi, multiganador de Balón de Oro.

Es notable, que el llamado "Mejor del Mundo", se destiñe, se apaga, se esconde. Su compromiso con la Selección entra en zona de confort y no es ese líder conductor que pueda marcar la diferencia y que en los momentos críticos, pueda cambiar la historia.

Publicidad

Fueron 36 partidos sin perder, pero Scaloni, Juan Sorín, Pablo Aimar, pensaron que lo que tenía sobraba; no pensaron encontrarse un equipo tan ordenado y trabajado. Algunos componentes de la albiceleste admiten excesiva confianza, ahora tarde reconocen que ningún partido tiene resultado antes de jugarse.

Claro está y sin comparar, porque siempre serán odiosas, para ganar una Copa del Mundo se necesita talento, pero también el fuego sagrado, la hidalguía y el pundonor que se sentía arriba de la camiseta, de esa Argentina vigorosa de Mario Alberto Kempes (1978) y Diego Maradona (1986)...ellos tenían hambre de gloria. Aquellos, jugaban con los tobillos hinchados del grueso de su cuello en el caso de Diego, o como ”Tata” Brown que se la jugó con Alemania con el hombro luxado. Ahora la tendencia va a más o lo mediático... se acercan a ser una vedette.

Hay una diferenciación de jugadores que viajaban en clase turista, no tenían, ni exigían tantos lujos, eran curtidos del sufrimiento, la sangre que corre siempre será igual, pero el sentimiento es diferente, eso marca una generación ganadora de la otra, que siempre queda en expectativas.

El francés Hervé Renard, ganador de Copa Africana con Zambia y Costa de Marfil, utilizó métodos ortodoxos para poder neutralizar el ataque sudamericano, cortándole todos los circuitos, quitándole y entregando la pelota por momento y achicando y abriendo la cancha con presión de reloj suizo.

Uno de los factores preponderantes, para que las "Águilas Verdes" de Arabia Saudita, celebraran con locura,que hasta el Rey dio el día libre, fue que le robó toda la iniciativa, con gran velocidad, con armonía sacrificio para poder cambiar el panorama totalmente, a pesar de tener al frente a súper estrella que veían en PlayStation, pero no quedaron obnubilados por la estrella.

Un aporte importante, es que la mayoría de los jugadores de Arabia Saudita ni tan siquiera son protagonistas en su fútbol, ya que la reglamentación permite alinear a más de 7 jugadores extranjeros del campo, incluso el argentino Ever Banegas, que no está en Catar, es uno de ellos.

Aun así la cábala favorece a Argentina. En Italia 90, perdieron el primer partido con Camerún y Diego los llevó a la Final. Veremos la impronta de Messi, Lautaro,.Di María, Paul, Otamendi, hasta dónde llegan. Pero ahora estos son los nombres que suenan: Mohammed Al Owais, Saleh Al Shehri, Aldawsari con una hermosa proeza en Lusail, digna para replicar lo del célebre Dante Panzeri: el fútbol es la dinámica de lo imprevisto.

Contenido Premium: 
0
generar archivo de audio: 
Sin Audio

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.