Ulloa cuestionó al testigo protegido

Ulloa cuestionó al testigo protegido

Por: Luis Miguel Avila / Crítica Impreso -

Antes de ser procurador general de la Nación, Eduardo Ulloa cuestionó la credibilidad del “testigo protegido” Ismael Pitti en el caso de los supuestos pinchazos seguido contra Ricardo Martinelli, por el alto salario que recibe en Estados Unidos.

“Yo jamás, como fiscal, me iría a un proceso como este, siendo mi principal testigo una persona que después de declarar fue ascendida y nombrada en un puesto tan importante como este”, enfatizó Ulloa el 11 de agosto de 2019 en el programa Radar.

Publicidad

Ulloa insistió que si fuera fiscal no se presentaría a un proceso legal como el de los pinchazos, teniendo como prueba principal a una figura tan cuestionada como el “testigo protegido”.

No obstante, ahora como el máximo fiscal general de la Nación, a Ulloa le toca ver cómo sus fiscales insisten en este caso con las mismas pruebas y el mismo “testigo protegido”, que es altamente cuestionado.

En ese entonces, Ulloa, como abogado independiente, agregó en el programa televisivo que la situación del “testigo protegido” genera suspicacia y da una sensación de que alguien tenía un interés sobre el caso.

El hoy procurador indicó en dicha ocasión, que es importante que el Órgano Ejecutivo entienda que más allá de cualquier interés político que se pueda tener en un momento dado, “no debe intervenir en las decisiones judiciales y no debe intervenir ni siquiera en apariencia en acciones que puedan comprometer algunos casos”.

Ante esto, el abogado Luis Eduardo Camacho González, manifestó que es evidente que el hoy procurador Ulloa antes de llegar al cargo que hoy ocupa, cuestionó de forma importante como se había llevado el caso de los supuestos pinchazos y cómo se había usado de forma indebida a un Testigo protegido, que en todo contexto demostró que su testimonio estaba precedido de algunos beneficios.

En ese sentido, el jurista dijo que el procurador debe hacer una revisión de lo que están haciendo los fiscales dentro de esta causa y “así como cuestionó en su momento, ahora hacerlo desde adentro como procurador”.

Ismael Pittí luego de dar sus declaraciones ante el expresidente Juan Carlos Varela, quien lo instó a poner la denuncia contra Martinelli, pasó a ganar de 800 dólares, a una suma de entre 10 mil y 12 mil dólares mensuales.

Contenido Premium: 
0