Ulloa espera que las denuncias por abuso a niños rindan frutos

Durante la misa del primer domingo de Cuaresma, Ulloa manifestó que los niños jamás deben convertirse en una carga para la sociedad
Ulloa espera que las denuncias por abuso a niños rindan frutos

Por: Redacción Crítica -

El arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa pidió que las denuncias contra los abusos y maltratos de niños en los albergues del Estado, rindan frutos y garanticen mecanismos de supervisión y atención a la niñez y la adolescencia. 
Ulloa indicó durante la misa del primer domingo de Cuaresma, que el caso de los albergues "es una problemática que tiene arrastre de décadas y que como Estado y sociedad no se ha atendido oportunamente.
Para el arzobispo es importante que el abordaje del tema en los medios de comunicación y en las redes sociales se haga pensando en buscar el bienestar de la niñez.
Cada niña, cada niño, cada adolescente cuenta, un solo incidente de abuso, violencia o negligencia que afecte a uno de ellos, sin importar quién sea que lo cause, es para la iglesia motivo de aención.
El sacerdote pidió la revisión de las instituciones, no solo para atender las denuncias de maltrato y abusos sino también para elevar la calidad de atención y para buscar mecanismos de supervisión 
Ulloa manifestó que los niños jamás deben convertirse en una carga para la sociedad, ni ser instrumento de ganancia, ya que son miembros valioso de la familia humana.
Publicidad
Para el arzobispo, todos estamos llamados, tanto diariamente como en las grandes ocasiones de la vida, a dar nuestra contribución a la paz y a rechazar cualquier violencia a todo niño, niña o adolescente.
"La mirada de los pequeños debería ser siempre alegre y confiada; sin embargo, con frecuencia está llena de tristeza y miedo porque ya han visto y padecido demasiado en los pocos años de su vida!", indicó Ulloa.
El líder de la Iglesia católica,  señaló que no son pocos los niños que acaban por tener como único lugar de vida la calle, tras haber escapado de casa, o haber sido abandonados por la familia, o simplemente privados para siempre de un ambiente familiar.
 
"Es difícil esperar que los niños sepan un día construir un mundo mejor, cuando lo que han vivido es en condiciones que violentas sus más básicos derechos", agregó.
Así mismo, dijo que hay que sumar voluntades para la protección de la niñez y la adolescencia y agregó que debe ser una preocupación permanente y sostenida.
Contenido Premium: 
0