Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Ulloa reprende a bochinchosos y llorones en tiempo de Covid 19

Por: Redacción / Crítica Impreso -

El Arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, reprendió a los murmuradores, los bochinchosos y los llorones, que no ponen de su parte y contribuyen a empeorar la situación en momentos de crisis como el actual, y aseguró que hoy por hoy, los ángeles de Dios llevan mascarillas y guantes, refiriéndose a nuestros profesionales de la salud.

En una nueva homilía sin fieles, pero transmitida por FeTV, Radio Hogar y redes de la Iglesia Católica Panameña, monseñor Ulloa afirmó que Dios está "detrás de cada médico, de cada enfermera, de cada cajera de supermercado, de cada conductor de ambulancia, detrás de cada sacerdote y religiosa, detrás de nuestra gente de pastoral de la salud, detrás de cada padre y madre de familia que nos ayudan a mantener viva la llama de la fe".

Publicidad

También está detrás "de tantos trabajadores que quisieran quedarse en casa y no pueden, porque tienen turnos de día y de noche, expuestos al peligro, pero que asumen esta responsabilidad para que el país, y tú y yo tengamos al menos lo necesario".

Por otro lado, sostuvo que más que el coronavirus, nos está matando "el veneno de la murmuración y del chisme", o "la lengua de serpiente" que algunos tienen.

"El murmurador no toma consciencia de que él está infectado, envenenado; y por donde él pasa, contamina con su veneno", afirmó. "La murmuración se une al chisme, y las dos van creando aquel clima que amarga las situaciones y las relaciones". Ulloa se refirió a ellos como "tóxicos".

Además, la emprendió contra quienes se la pasan quejándose por todo, en vez de buscar las soluciones. "Reclamamos del sol, de la lluvia, del camino, del asfalto, de las piedras; reclamamos del agua y de la luz; reclamamos por la vida. Y las personas que reclaman se convierten en amargadas, pesadas e insoportables por donde caminan".

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content