Videovigilancia en la capital: enfocada más en prevenir que en corregir

Usan el centro para cumplir con la misión del Municipio de Panamá, no solo es exclusivo para verificar asuntos de seguridad.
Centro de videovigilancia de la Alcaldía de Panamá. Foto/Cortesía

Centro de videovigilancia de la Alcaldía de Panamá. Foto/Cortesía

Por: Redacción web -

Las cámaras instaladas en el distrito de Panamá para tratar de captar los problemas en sus 26 corregimientos, continúan activas y bajo la premisa de prevenir, más que corregir. Así lo explica Luis Huerta, subdirector de Seguridad Municipal de la Alcaldía de Panamá, que detalla que el centro de videovigilancia de la entidad, desde donde se manejan las cámaras, está comprometido con el bienestar de los ciudadanos, por ello, están al tanto de los
problemas de la ciudad para que la entidad ofrezca un mejor servicio y la ciudad logre un mejor aspecto.

El ingeniero se refiere a asuntos como alcantarillado sin tapas, tuberías rotas, aceras en mal estado, árboles a punto de caerse, herbazales, violación de quioscos municipales, construcciones sin permiso, arrojar basura en la calle...problemas comunes que se presentan en la ciudad, de acuerdo con Huerta.

Publicidad

"Usamos el centro para cumplir con la misión del Municipio, no solo es exclusivo para verificar asuntos de seguridad. La sala tiene que servir para que el Municipio dé un mejor servicio", recalca Huerta, porque la videovigilancia en la capital para la seguridad pública no es exactamente la primera misión de la Alcaldía de Panamá, aún así, el centro es un apoyo en estos casos, incluso para la Policía Nacional.

De hecho, el sistema continúa captando carteristas o personas que hurtan a otras que se encuentran en estado de embriaguez, y si unidades de la Policía Nacional necesitan el apoyo de las cámaras de videovigilancia de la Alcaldía de Panamá, se ponen en contacto con los operadores.

A diario, el centro recibe entre cinco y diez solicitudes para buscar en el sistema de video y así confirmar hechos ocurridos, sobre todo, en zonas "calientes" como la Plaza 5 de Mayo o La Peatonal.

Una tarea que requiere disciplina

El subdirector de Seguridad Municipal admite que trabajar en el centro de videovigilancia es un trabajo demandante: turnos rotativos y estar al tanto de manera constante de todo lo que ocurre. Por la disciplina que requiere el trabajo, muchos de los operadores del centro se han ido.

"Cuando llegué habían 30 colaboradores y ahora tenemos 26, pero antes, cuando inició el centro eran 60 personas. Se ha ido gente, se requiere disciplina, es un turno pesado...", reconoce. Huerta.

A cada operador, de acuerdo con el ingeniero, se le asigna entre 15 a 25 cámaras de las cuales son responsables.

"Los operadores fueron entrenados de cero. La habilidad que tienen va creciendo", dice Huerta sobre la capacidad de estar atentos.

Contenido Premium: 
0