Violaciones y agresiones contra migrantes apunta a red criminal panameña

Una haitiana narró que a sus dos hijas las violaron durante su travesía por el Tapón del Darién para llegar a Panamá.
Miles de inmigrantes han llegado a Panamá

Miles de inmigrantes han llegado a Panamá

Por: Francisco Paz -

Un solo día en dos estaciones receptoras de migrantes en la provincia de Darién, permitió a varios diputados de la Comisión de la Mujer, Niñez, Juventud y Familia de la Asamblea Nacional, conocer de un plural número de robos, agresiones y hasta violaciones sexuales en contra de estas personas.

Mediante la presentación de un video, los diputados presentaron testimonios desgarradores de migrantes que han sido víctimas de delincuentes, indicando que parecen ser panameños.

Publicidad

Una haitiana narró que a sus dos hijas las violaron durante su travesía por el Tapón del Darién para llegar a Panamá.

Otro migrante, de nacionalidad cubana, contó cómo durante el trayecto se encontró con personas que habían perdido la vida, lo que lo afectó.

Otros testimonios cuentan sobre asaltos, agresiones y hasta el caso de una mujer que, tras haber sido violada, decidió suicidarse, lanzándose desde un precipicio.

Ante estas historias, la Comisión de la Mujer decidió nombrar una subcomisión para investigar estos hechos, la cual está conformada por los diputados Elías Vigil (Panameñista), Alina González (PRD) y Gabriel Silva (Independiente).

Una situación que observaron los diputados fue una clara omisión de agentes del orden público por hacer de conocimiento de las autoridades estos hechos y de estas últimas por no investigarlos.'

El trayecto por el Tapón del Darién le toma a los migrantes entre 6 y 8 días.

Algunos aseguran que la condición de los albergues, así como la alimentación que reciben no es la más adecuada.

Durante la presentación del video estuvo presente el cónsul de Colombia.

A pesar de que agentes del Senafront afirman que los migrantes solo pasan entre dos y tres días en Darién, hay testimonios de algunos que aseguran que tienen más de un mes en el sitio.

Hubo denuncias de retención de un porcentaje de las remesas que envían familiares a los migrantes.
En el material audiovisual se observó a un agente fronterizo diciéndole a los diputados que estas personas prefieren no colocar las denuncias, debido a que desean seguir avanzando en su travesía con destino al norte del continente.

"Usted escuchó los testimonios. Yo pienso que sí (hubo omisión), pero ahora le toca a la subcomisión hacer su trabajo; nosotros informamos lo que está pasando aquí en Panamá", dijo la diputada Zulay Rodríguez.

Por su parte, el diputado Vigil agregó que veía por parte de las autoridades que los acompañaron, el miedo de una posible investigación a fondo.

"Yo se los dije a ellos, aquí vamos a investigar y el que tenga que caer que caiga, pero esto se tiene que acabar, y lo más triste y vergonzoso que dicen que solamente les ha pasado en Panamá", destacó Vigil.

El diputado contó que los testimonios apuntan a que detrás de estos vejámenes hay panameños indígenas involucrados y organizados con armamento de alto calibre y armas blancas.

"Lo más importante, cuentan algunos, es la organización que tienen. Ellos se organizan y se comunican no por teléfono, sino por chiflidos y eso es preocupante porque ellos sí conocen la selva y los migrantes que vienen no", comentó el diputado de Panamá Este.

Según contó un médico voluntario en la estación de Bajo Chiquito a los diputados, en los últimos dos meses había contabilizado 150 violaciones contra migrantes que llegaron al país a través de la selva que separa al territorio nacional de Colombia.

Contenido Premium: 
0