Yashaira padece hipertensión pulmonar; necesita ayuda

La enfermedad está en etapa terminal, "ya no hay nada que se pueda hacer por Yashaira, solo esperar, porque el corazón se le creció y está pegado a los pulmones".
Yashaira, de tan solo 6 años, fue diagnosticada con hipertensión pulmonar y un corazón grande.

Yashaira, de tan solo 6 años, fue diagnosticada con hipertensión pulmonar y un corazón grande.

Por: Rocío Martins / Web -

Panamá- Desesperada, pero con la fe puesta en Dios, se encuentra la señora Yesivel Castillo, madre de la pequeña Yashaira, de tan solo 6 años, quien hace un mes fue diagnóstica, inesperadamente, con hipertensión pulmonar y un corazón grande.

La enfermedad está en etapa terminal, "ya no hay nada que se pueda hacer por Yashaira, solo esperar, porque el corazón se le creció y está pegado a los pulmones", dijo la señora Yesivel, mientras miraba a su pequeña postrada en su cama, conectada a una máquina que la ayuda a respirar, en un cuarto caluroso de la casa de alquiler en donde viven, en la vía hacia Cerro Azul, en la 24 de Diciembre.

Publicidad

Cada hora, cada día, que Yashaira sigue viva es un regalo, pues a su madre le dijeron que solo resistiría días, pero la pequeña sigue luchando por sobrevivir, a pesar de haber perdido peso, ya que hay días que no tiene apetito o su madre no cuenta con alimentos para brindarle.

La situación de Yashaira es precaria, pues su padre no le está aportando una pensión alimenticia y el único ingreso del hogar proviene del salario de la actual pareja de la señora Yesivel, el cual labora en una casa de familia.

"Yo no sé él cómo le hace para sacar dinero, sobre todo cuando hay que comprarle medicamentos que son caros", dijo la señora Yesivel refiriéndose a su esposo, con voz entrecortada, tal vez tratando de no romper en llanto.

Yashaira necesita un tanque de oxígeno, aunque sea de los pequeños, alimentos y ayuda económica para sufragar los gastos en medicamentos y de ser posible, un aire acondicionado para el cuarto, ya que este solo tiene una ventana de ornamentales y dos pequeños abanicos para refrescarla.

LEE TAMBIÉN: Cámara de Comercio al Minsa: "Basta ya de medidas incoherentes"


Antecedentes
Hace un año  Yashaira fue diagnosticada con epilepsia, pero a pesar de eso su vida era como la de cualquier otro niño de su edad. El pasado 17 de junio, la niña y su madre se trasladaron hasta La Chorrera, en Panamá Oeste, para visitar a su abuela, ese fin de semana su vida cambió para siempre.

"Cuando llegamos allá - La Chorrera- nos enteramos de que había una actividad en la casa de la tía, así que yo le di permiso para ir", dijo la señora Yesivel.

Al día siguiente Yesivel se dio cuenta de que la niña tenía los pies "gordotes", ella se le quedó mirando y se preguntó "¿cómo ella se va a engordar así de un día para otro?", a lo que su madre -abuela de Yashaira- le contestó "Yesi, la niña está hinchada".

Pasaron las horas y la hinchazón se le manifestó en varias partes del cuerpo, por lo que en la noche la llevó al Hospital Irma Lourdes Tzanetatos donde luego de ser evaluada fue transferida al Hospital del Niño en donde los médicos le diagnosticaron la afección.

El 30 de este mes Yashaira tiene programada una cita de control y su madre le pide a Dios todos los días que la ayude a superar esta difícil prueba, ya que a pesar de que el diagnóstico no le dio esperanza alguna, ella aún confía que su niña logrará sobrevivir.

Contenido Premium: 
0