Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

La descuartizadora pudo haber tenido ayuda

Los especialistas son claros al indicar que la evaluación profesional es necesaria para un diagnóstico certero y no especular en los hechos.

Jorge Luis Barría/Web

El asesinato de Pablo Monrroy en Aguadulce, quien fue descuartizado por su pareja el pasado sábado ha sido calificado por el fiscal como un crimen atroz, por lo fuerte que se encontraba la escena,-la sangre de la víctima estaba por casi toda la casa-

En este caso, la saña en la ejecución del crimen provoca varios interrogantes. ¿Cómo y cuánto tiempo habría tardado la acusada en descuartizar a su pareja? ¿Actuó sola Felícita Guevara?

De acuerdo a un forense consultado por Crítica, el tiempo que pudo tardar la acusada en desmembrar a su víctima es relativo, ya que podría tardar de 45 minutos a 6 horas, dependiendo del filo del arma que se utilice y las herramientas que se tengan a mano, ya sea machete, cuchillo, cierra u otro objeto filoso.

Para este experto, si se utiliza un cuchillo o machete filoso, se le hará fácil el corte de las áreas coyunturales de los brazo, piernas, tobillos, por lo que solo tardarían unos 45 minutos, siempre y cuando se conozcan los puntos exactos donde se deben hacer los cortes.

Publicidad

El forense aseguró, que en este caso lo que más le dificultaría serían las partes que tiene huesos, entre eso la cabeza, donde tendrá que ejercer una presión más fuerte, con un objeto contundente.

Pero si usa un arma sin filo, y sin conocimiento de donde debe hacer los cortes, podría demorar  horas.

 

LEE TAMBIÉN: Con machete y martillo picó a su marido

Ante lo ocurrido y según los conocimientos, el forense resaltó que no descarta que pudo haber otra persona, involucrada, ya que la forma tan fría en que se dio, porque hasta la evidencia se intentó limpiar, demuestra que puede existir alguien más.

Una hipótesis que deberá ser aclarada, ya que según el experto existen muchos elementos que no han quedado claro y que quizá con las investigaciones puedan resultar efectivas.

Esta misma hipótesis la maneja el Fiscal de Homicidio, Moisés Tuñón, quien en declaraciones a los medios indicó que las investigaciones se mantienen tras la detención de la mujer, y así determinar si hubo alguien más en el hecho de sangre.

Los propios hermanos de Pablo Monroy revelan que se habla que el día de los hechos se vieron a dos sujetos en un taxi merodeando la casa 48 del sector de Alto De Llano Bonito, en Aguadulce.

Otras fuentes indicaron que se comenta que eran dos morenos y que se movían en un taxi con placa de Panamá.

La abogada Euríbiades Vernaza, solicitó que a la acusada  se le brindara atención psicológica.  De acuerdo a fuentes médicas, una personas con antecedentes de maltrato o bajo efectos de alguna sustancia podría tener una reacción violenta como la presentada por Felicita.

Sin embargo, los especialistas son claros en indicar que la evaluación profesional es necesaria para un diagnóstico certero y no especular en los hechos.

Felicita Guevara, de 29 años,  tenía 3 hijos; Pablo Monroy, apenas  rondaba los 22 años. La mujer ha dicho: ¡“Lo maté, la maté”!, porque me maltrataba,  pero no hay quien especule que pudo ser amenazada para cargar con ese muerto.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
No dejes de leer
Block title
Block content
Block title