Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Shaquem Griffin vio cumplido realidad su sueño de jugar en la NFL

El linebacker, quien tiene su mano izquierda amputada desde los cuatro años, jugó ayer con su equipo, los Eagles de Filadelfia, ante los Broncos de Denver.

Shaquem Griffin (der.) durante una de las jugadas en el partido ante los Broncos de Denver.

Denver/AP

Shaquem Griffin ha jugado su primer partido en la NFL. El linebacker de los Seahawks, manco desde los cuatro años, debutó en la mejor liga de fútbol americano del mundo y confirmó lo que él mismo se encargó de reivindicar hace tiempo: "Nadie me ha dicho que no pueda jugar. Sólo dicen que no voy a ser capaz de hacerlo". Y ayer Shaquem se encargó de contestarles. Realizó dos tackles en la derrota de Seattle ante los Denver Broncos, el primer palo del año para un equipo a caballo entre la reconstrucción y la necesidad de volver a ser competitivo (fueron campeones en 2014). Pero ya habrá tiempo para la reflexión deportiva. En una liga regular de 16 semanas, la imagen de ayer domingo fue la de Shaquem sobre el verde del Broncos Stadium. 

NO DEJES DE LEER: Serena Williams es multada por rabieta en Final del Abierto de Estados Unidos

En el pasado mes de abril, la vida de Shaquem Griffin dio una lección de vida. En ese entonces tenía 22 años y dejó de ser un jugador colegial para ser parte de los Seattle Seahwaks, franquicia que lo eligió en el pick 141 de la quinta ronda del Draft. 

El entonces linebacker de los Knights de UCF llamó la atención por dos aspectos: el primero por ser el hermano gemelo de Shaquill, cornerback de la misma franquicia y el segundo por no tener la mano izquierda.  

Debido a un síndrome, conocido como banda amniótica, el cual impide el correcto desarrollo de los dedos y provoca un intenso dolor, le fue amputada la mano izquierda a los cuatro años. Previamente a la cirugía, Shaquem había intentado cortarse la mano con un cuchillo de cocina. 

NO DEJES DE LEER: Carrera deportiva de ‘El Nica’ no está acabada

Sin embargo, su condición no le impidió perseguir el sueño jugar futbol americano. Por su condición no puede desempeñarse como un receptor, pero se ha convertido en un linebacker de respeto, mismo que terminó por ganarse desde que acudió a realizar pruebas físicas de cara al último Draft de la NFL

Para realizarlas, Shaquem utilizó una prótesis en su munón izquierdo y levantó 20 veces los 102 kilos. Su hermano, un años antes, hizo 14 pese a que tiene ambas manos. En otra prueba, recorrió 40 yardas en 4.38 segundos, el mejor tiempo en la última década.

Block title
Block content
Block title
Block content
No dejes de leer
Block title
Block content
Block title