Block title
Block content
Block title
Block content

Ángel María Aguilar: Rescate del Olvido #409

Por: José Morales Vásquez Investigador de Arte -

Al joven Ángel María Aguilar le tocó vivir días trágicos en su carrera como pintor por un sinnúmero de razones, incluso fue víctima de la indiferencia de los más cultos y entendidos. Tampoco tuvo la influencia ni el dinero para sobrevivir al medio en el que tuvo que vivir y quizás su inadaptabilidad al casi inexistente medio artístico panameño fue lo que lo indujo a emigrar definitivamente al Viejo Continente, lugar donde desafortunadamente fallece, dejándonos huérfanos de todo lo relacionado con su vida profesional. Aunque acaba de aparecer en Buenos Aires, Argentina, la magnífica obra que hoy presentamos, y el cuadro está fechado y firmado en 1930. Por lo tanto, vivió muchos años más luego de la exposición que hizo en Panamá en 1911 y en 1912.

De inmediato pasamos a transcribir el histórico artículo firmado por G.R. el 18 de abril de 1912 que tituló EN LA EXPOSICIÓN DE PINTURA, publicado en "EL DIARIO DE PANAMA"-Panamá, 26 de abril de 1912 AÑO VIII, número 217-Segunda página.

Publicidad

Ayer tuve ocasión de admirar algunas obras que el joven Aguilar, pintor panameño, expone actualmente en el local de la Escuela de Santa Ana.

Es tan raro ver en Panamá demostración de esta clase, más aún por artistas nacionales, que la impresión que experimenté fue intensa, al ver destacarse como en una galería del Louvre el sinnúmero de cuadros que adornan los dos grandes salones y que son el orgullo del joven artista, quien viene a llenar un gran vacío de arte en esta República.

No soy llamado a criticar las obras de Aguilar; estas líneas servirán solo como un testimonio de calurosa admiración. A una escuela ideal pertenece nuestro artista, pues sin abusar del llamado modernismo, sus composiciones son de agradable colorido, delicado naturalismo, verdad y sentimiento… se ve que es un ferviente admirador de los grandes maestros y, como la mayoría de aquellos, está dominado por los encantos del color y la belleza de la forma sin acomodarse al servilismo de la imitación. Confiado en un esfuerzo personal, desde temprana edad ha proseguido siempre el propósito único y exclusivo de dar forma, color, expresión y vida a sus geniales composiciones.

Lástima que por acá, el espíritu artístico esté tan poco desarrollado y no haya el entusiasmo propio por lo bello y lo artístico en la generalidad. Esto comprueba la poca concurrencia a la presente exposición, la única en su especie presentada en la capital. Tal vez por ser la primera se sienta más este poco interés por parte del público inteligente que conoce y juzga.

Vayan, pues, al joven compatriota aplausos merecidos de felicitación.

Angel María Aguilar

Fue un panameño humilde que se ganó una beca para estudiar en Italia y su pintura ha honrado a nuestro país.

 

Rescate del Olvido descubrió esta pintura de Aguilar que se encuentra en una colección privada en Buenos Aires, Argentina, y seguiremos publicando otras obras de este destacado pintor panameño.

Block title
Block content
Block title
Block content