Block title
Block content
Block title
Block content

ASESINATOS POR PARTIDA DOBLE

Por: -

La macabra cifra de cuatro personas asesinadas en las últimas 24 horas en la ciudad de Panamá, es signo de que las políticas de lucha contra el crimen han fracasado y los únicos que parecen que no se dan cuenta, son quienes las implementan.

El ciudadano que ejerce como ministro de Seguridad Pública (MINSEG) debe renunciar, ya que además de sus desafortunadas declaraciones públicas, ha demostrado una supina incompetencia en el ejercicio del cargo.

No queremos personalizar en el sujeto, sino en su ejecutoria, podrá ser un excelente profesional –no lo dudamos- pero la realidad es que su ejecutoria pública en el cargo no ha dado los resultados esperados por la ciudadanía.

El desempeño del titular del Minseg, recuerda el versículo bíblico de Daniel 5:27, "Has sido pesado y medido y no has sido hallado conforme".

Y es que la ciudadanía ha pesado y medido a este funcionario en su ejecutoria y no lo ha hallado conforme con lo que de él se esperaba.

No podemos seguir regalando plata a los incorregibles que no se quieren regenerar e insisten en delinquir, ya que se ha demostrado que beneficiarios del fallido programa Barrios Seguros, siguen recibiendo dinero estatal, y aun delinquen.

Debe existir un plan integral de seguridad pública, de carácter multidisciplinario que haga un análisis global del fenómeno delictivo en Panamá y busque las medidas más adecuadas de prevención y represión del delito.

Así como el exceso de hospitales es un fracaso de la medicina preventiva, así mismo son las cárceles que se convierten en monumento al fracaso de la prevención social del delito.

Consideramos que sería una medida inteligente sumar a los planes de prevención al Instituto de Criminología de la Universidad de Panamá, que tiene profesionales valiosos, que se desperdician porque nadie los toma en cuenta a la hora de elaborar planes de seguridad pública.

Block title
Block content
Block title
Block content