Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Bienvenidos a la nueva realidad

Por: Por: Joany De Gracia / Periodista -

¿Cómo cambiara nuestra vida el COVID-19? Cambió mucho más de lo que imaginamos cuando la epidemia inició, nos confinó y nos obligó a cambiar nuestra rutina diaria.

La vida será completamente diferente, de eso estamos más claritos que agua en tinaja, y científicos de todo el mundo lo han reafirmado. El médico peruano Helmer Huerta, en una entrevista con CNN en español señaló que mientras no se desarrolle una vacuna efectiva nos queda aprender a convivir con el virus, y que la economía del mundo se adecue a esta situación.

Publicidad

En Panamá, tras dos meses de medidas restrictivas para evitar la propagación del COVID-19, el gobierno nacional inició el proceso de desconfinamiento paulatino para tratar de retomar la economía del país y a nosotros nos toca cuidarnos y enfrentarnos a una realidad totalmente distinta a la que vivimos hasta la primera semana de marzo.

“Panamá debe prepararse para el regreso a “la nueva normalidad” post COVID-19, el cual incluye adecuaciones fundamentales a los modelos educativos, económicos, sociales e incluso en las nuevas políticas de salud pública “, indicó la ministra de Salud, (Minsa) Rosario Turner.

La apertura, constituida en seis bloques, deberán cumplir las medidas sanitarias establecidas por el Minsa. El primer bloque que inició este miércoles 13 de mayo dio apertura a servicios de reparación y mantenimiento de autos, comercio electrónico, pesca y acuicultura industrial, de manera electrónica.

En este capítulo de la historia de la humanidad, retornaremos a la calle blindados con una mascarilla, como un nuevo accesorio diario, y alcohol y gel, como elementos imprescindibles para protegernos contra el virus.

Nuestras relaciones sociales estarán marcadas por dos metros de distancia; nada de abrazos, ni besos ni estrechones de manos. Los ojos serán el espejo del alma, nuestras miradas tendrán que ser más expresivas para hacer el trabajo que ahora no hacen los labios cubiertos por una mascarilla, porque hasta la sonrisa nos ha censurado el coronavirus.

Debido al cierre de los comercios nuestros hábitos de pago y consumo han cambiado y seguramente mientras exista el distanciamiento social, seguiremos utilizando el comercio electrónico. Será muy difícil, por ejemplo, ir a un almacén a comprar ropa y no poder medírsela, asistir al cine y no sentir pavor ante la aglomeración, así que es muy probable que regresen los autocines a Panamá.

La telemedicina, los estudios online, las ventas electrónicas, las entregas a domicilio, el teletrabajo y las videoconferencias a través de Zoom serán parte de nuestra cotidianeidad. ¡Bienvenidos a la nueva realidad!

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content