Block title
Block content
Block title
Block content

Ciclistas

Por: -

Decía el gran patriota mexicano Benito Juárez: “El respeto al derecho ajeno es la paz”, dando a entender que el propio derecho termina, cuando empiezan los derechos de los demás.

La cita es a propósito de los comentarios que ha despertado en distintos sectores de la opinión pública un evento deportivo realizado recientemente en las calles citadinas, lo que provocó tranques y quejas por parte de los ciudadanos.

Publicidad

Al margen de la relevancia internacional del evento, que pone a Panamá en la vitrina de actividades deportivas de alto perfil, hay que considerar también los efectos que sobre la vida ciudadana tienen estas actividades.

No es la primera vez. Incluso se han dado enfrentamientos verbales y por las redes sociales entre aficionados al ciclismo y peatones, quienes consideran que el tránsito dominguero de aquellos, conculca el derecho a transitar que también tienen el resto de los ciudadanos.

Lo cierto es que la actividad es en principio, muy positiva, siempre y cuando no perjudique a otros, es por ello que las autoridades y organizadores deben tomar previsiones para que las mismas no se conviertan en un dolor de cabeza para terceros, que también tienen derecho a circular por las calles sin interrupciones.

En un mundo contaminado por los gases industriales y las emanaciones de los automotores, es muy positivo la promoción de estas iniciativas saludables y naturales, pero siempre y cuando no afecten a terceros, a quienes no les interesa ni están obligados a participar en estas jornadas ciclísticas y prefieren tomar su automóvil y desplazarse a otros lares sin interrupciones.

Block title
Block content
Block title
Block content