Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Colonos

Por: Catedrático -

Los norteamericanos que promovieron los disturbios del 9 de enero de 1964, eran conocidos como "zonians". Se consideraban "colonos" de esa franja que un tratado les había dado a su país por la eternidad, donde imperaban costumbres y leyes de EE.UU. No comprendían que ya habíamos sido conquistados y colonizados más de tres siglos antes. No teníamos un desarrollo en las principales ciudades, donde sobresalía la mala higiene y calles que eran lodazales. Pero contábamos con una larga historia de ser sitio de paso de personas y riquezas.

Estaba el moderno Ferrocarril construído por ellos. Además, se había vivido la experiencia del fallido Canal francés. La Zona del Canal fue una réplica de ciudades tropicales de otros países, donde estaba la presencia norteamericana. Al lado de la pobre ciudad capital, construyeron un mundo moderno, con calles amplias pavimentadas, parques y un sistema de manejo de las aguas de lluvia que todavía funciona. Sus viviendas tenían dos características: estaban las dedicadas a los militares, diferenciadas por el rango de los uniformados que cuidaban el Canal. Esos miles de soldados y oficiales sabían que estarían por determinado tiempo en este paraíso tropical.

Publicidad

Pero existían miles de colonos civiles, que disfrutaban de mejores sueldos que en su patria. Tenían un alto nivel de vida que no alcanzarían en EE.UU. Ejemplo: sus viviendas, el servicio doméstico barato y otros auxiliares que le permitían una vida cómoda. Como si fuera poco todo esto, compraban la comida y ropa más barata en los Comisariatos. Podían viajar a su patria cada cierto tiempo, etc. No todos estos colonos eran negativos. Todavía hay señoras que recuerdan el buen trato que recibieron de sus patronos gringos, cuando trabajaron en sus casas.

Ocurrieron muchos matrimonios de panameñas con norteamericanos. Pero siempre existía de parte de grupos radicales de la Zona y de Panamá, la certeza que las condiciones del Tratado que "ningún panameño firmó", no eran las mejores para la soberanía panameña. Poco a poco se dieron presiones y protestas. Queríamos ver ondear nuestra bandera en esas tierras que eran panameñas, aunque estuvieran en manos de los extranjeros.

Fue el temor a perder esos privilegios, que hizo que "cabezas calientes" de los que se creían colonos, rechazaran violentamente los acuerdos pactados entre ambas naciones. La juventud nuestra y un sector de la de allá, dieron origen a los lamentables hechos que todavía se recuerdan. Eso fue otra muestra de la intolerancia, y no aceptar que los tiempos cambian...

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content