Block title
Block content
Block title
Block content

Cuentos de camino

Por: -

Las recientes declaraciones del presidente Juan Carlos Varela en la Cumbre de mandatarios en Perú, donde aseguró que había acabado con la corrupción en Panamá, recuperando de paso $500 millones, ha despertado toda suerte de comentarios, ninguno a favor del mandatario.

Quien con más energía ha desmentido las palabras del mandatario ha sido la jerarquía católica, encabezada por el arzobispo José Domingo Ulloa, en la recién pasada Cita Eucarística, donde fue tajante al señalar que Panamá continúa herido por la corrupción y la falta de justicia.

Publicidad

Los dichos del presidente Varela chocan con la realidad, en la que el mismo aparece inmerso en la trama de corrupción internacional de la constructora Odebrecht, en la que colaboradores y gente cercana al mandatario recibieron y donaron dineros maculados a cuentas personales del mandatario y al gobernante Partido Panameñista.

Como si fuera poco, militan contra Varela señalamientos claros, directos y contundentes, como los de Ramón Fonseca Mora, conspicua figura del panameñismo, el exoperador de Odebrecht Rodrigo Tacla Durán y los dichos del panameño Jaime Lasso, que no dejan ‘títere con cabeza’, como dice el dicho.

Podrán marear a mandatarios de otros países, pero lo cierto es que no pueden engañar con estos cuentos de camino a la opinión pública nacional, que sabe perfectamente quiénes, desde el Gobierno y cercano a él, están incursos en esta trama de corrupción internacional.

No es necesario fumar bajo el agua para estar de acuerdo con monseñor Ulloa cuando dice que el país sigue herido por la lacra de la corrupción. Los dichos de Ulloa condensan y confirman el pensar y sentir de la inmensa mayoría de los panameños. Lo demás es, como ya dijimos, cuentos de camino.

Block title
Block content
Block title
Block content