Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Cuidado

Por: Por Milcíades Ortiz Catedrático -

El politiquero comenzó a recorrer los barrios para conseguir votos, y ganar una candidatura en las primarias de su partido. Pasaba horas conversando con personas, y les prometía que solucionaría los problemas de la comunidad. A algunos los visitó varias veces y llegó a decirles que era su nuevo amigo. Semanas más tarde, a varios de ellos ni los reconocía cuando los veía en la calle. Hay que tener cuidado con estos falsos amigos, que no solamente se dan en la política.

Hay panameños ingenuos, que confunden un “conocido” y un verdadero amigo. Es fácil conocer a las personas. Ahora por las redes sociales se divulgan detalles personales que facilitan la relación de conocidos. Hasta se habla de varios niveles de conocidos, pero siempre faltará la profundidad del sentimiento de la amistad. Compatriotas ingenuos llegan a confesar secretos serios a estos falsos amigos. Les hablan de asuntos íntimos, económicos, políticos, etcétera. No les extrañe que se den casos donde se hagan públicas situaciones que se confiaron al supuesto amigo. Con las redes sociales se ha multiplicado la confusión que se da entre un conocido y un amigo. Estas equivocaciones pueden llegar a consecuencias muy negativas (violaciones, estafas, divulgación de fotos, acosos y otros).

Publicidad

Por lo general, conocidos hay muchos y amigos pocos. Conocer a un amigo a veces no es fácil. Se dice que son aquellos que no molestan, que nos apoyan en las buenas y las malas, pero también nos dicen verdades cuando tenemos una conducta impropia. Existen profesiones que facilitan un gran número de conocidos. La política es una de ellas. También el Periodismo, y por supuesto los artistas.

Debemos tener en cuenta esta realidad sociológica, en estos tiempos de política y politiquería. Ubiquemos en cada categoría a las personas que nos rodean para que después no suframos decepciones. (Desde hace meses se sabía que sufriríamos una fuerte sequía. Es lamentable que no se hicieran acciones para disminuir sus efectos. Esto vale para el Canal, ganaderos y agricultores, el Idaan, etc.).

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content