Block title
Block content
Block title
Block content

Décimo y ofertas a la vista

Por: Abilio Abel González López Comunicador social -

Durante esta quincena, por ley, los trabajadores de las empresas privadas deben recibir el pago de la primera partida del décimo tercer mes, por lo que es recomendable planificar detenidamente sobre la mejor manera de utilizar este beneficio económico.

Ante esta realidad, muchos establecimientos ya están promoviendo tentadoras ofertas y baratillos a fin de captar la mayor cantidad de posibles compradores. Sin embargo, este décimo puede ser aprovechado en necesidades más apremiantes del momento, tales como ponerse al día con alguna cuenta atrasada u otro compromiso financiero, una de las opciones que muchos colocan en primer lugar; mientras que otros sencillamente decidirán, con buena dosis de voluntad, ahorrar todo o parte del mismo. Pero si usted es uno de los que decidirá gastar parte de esta bonificación en alguna compra, recuerde no gastar solo por gastar.

Publicidad

Analice si es necesaria y si está dentro de su presupuesto la adquisición de determinado bien. Observe el diseño, el tamaño, la facilidad de manejo y calidad. Lea atentamente el manual de instrucciones, aclare todas sus dudas y solicite que le muestren las cualidades de los artículos en operación.

Pregunte antes de comprar por las facilidades de servicio. Investigue el número de talleres y la disponibilidad de reparaciones y piezas. Por otra parte, es recomendable tener certeza de lo que adquirirá, así como también revisar detenidamente. En caso de artefactos grandes, cuyas pruebas no se completan en los locales comerciales, se debe verificar, lo más pronto posible, su normal funcionamiento en el hogar para que, de encontrar alguna irregularidad, se reclame y solicite inmediatamente al proveedor el cambio respectivo, previa comprobación técnica.

Así evitará una mala experiencia de un consumidor que compró una estufa y después de un mes decidió utilizar el horno. Cuando lo encendió, funcionaba mal y acudió a la mueblería para presentar el reclamo, exigiendo el cambio o la devolución del dinero. Los encargados le respondieron que primero debía hacer uso de la garantía, la cual tenía una duración de un año, acudiendo al servicio técnico de la marca. A pesar de los argumentos, al comprador no le quedó más remedio que llamar al taller autorizado para una revisión y posterior reparación del artefacto.

Además, recuerde que las ofertas o promociones tienen normas establecidas en la Ley 45 de 2007 que deben acatarse obligatoriamente por los agentes económicos. Sin excepción alguna, todos los establecimientos comerciales, tengan o no ofertas, deben mantener visibles los precios de sus artículos.

Block title
Block content
Block title
Block content