Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Donald Trump también meterá a la cárcel a Maduro

Por: Por Julio César Caicedo Mendieta. Columnista. -

Cuando Noriega blandió su machete amenazando a los EE.UU. días antes de la invasión, los changos apenas si comenzaban a poblar con nidos los almendros y los palos de mango que sobrevivían cerca de Atlapa.

La algarabía de los miles de sapos y sapas aplaudiendo hasta el sangrado a “mi” general no permitió que ninguno de los que estábamos allí cerca (funcionarios, sapos, la CIA, un gringo flaco de mi edad parecido a John Bolton, cubanos, rusos, españoles de ETA, periodistas y manzanillos) evitáramos que dos ráfagas abundantes de mierda blanca disparada por uno de los cuervos cayeran a la vez, una sobre la cabeza de “mi” general y la otra sobre el machete de 27 pulgadas y media de largo.

Señal inequívoca de una desgracia nacional anunciada: como 3,000 muertos, como 20 mil panameños que lo perdieron todo y como truenos, por el inmediato ascenso al poder de los generales del luto, el desorden la impunidad y el tambor de la alegría desde ese 3 de enero de 1990, cuando los caras pálidas se llevaron a Noriega a la Cárcel.

La corrupción no me la nombren porque Panamá fue catalogada por Francia para siempre con el sinónimo de robo por el fracaso del Canal francés y cada desde entonces cada segundo que pasa en este planeta recién nacido como que se nota más lo de nuestra peor enfermedad endémica.

Publicidad

Tipos como Noriega y Maduro se caracterizan por dos cosas: La primera es que se creen todos los elogios de sus sapos y la segunda es que así mismo los eliminan en un abrir y cerrar de ojos. Además que con Noriega ninguna elección electoral dada en Panamá fue ganada por la oposición y con Maduro como que tampoco. El chamo ha tenido la ventaja de contar con toneladas de inteligencia con salivas de loro proporcionada por más de 50 mil milicos cubanos, mientras que Noriega al comienzo de su final escuchaba más a los santeros y brujos que a la Curia y a los pastores, que empezaron a hablar mal de él a lo largo y angosto del país.

Donald Trump, a quien considero más serio y firme que a los dos Bush juntos, se burla de los soldados que apoyan a Maduro comparándoles con un atajo de miedosos sin valor, solamente porque corrieron despavoridos a protegerse por el estallido de una supuesta bombita que cayó cerca de Maduro.

Con la venida del papa Francisco y la JMJ, he mejorado y hasta rezo por los cuervos como los que cagaron a Noriega y a su machete. Meto miedo con mi “boca de santo” y he pronosticado que John Bolton, jefe de seguridad de los EE.UU., meterá al “perrón” de Maduro en la cárcel y creo que no habrá que esperar al 20 de diciembre de 2019.

Por otro lado, solicito a todos los “cuervos” que me conocen y que saben que no me parezco en nada al Profeta Elías; que me donen a la cuenta # 0437998069873 del Banco General, ya que el 5 de mayo, que voy como representante por libre postulación, no tendré cómo pagar 14 jurados de mesa ni el guacho de rabito de puerco con frijoles que mis 876 voluntarios “de a pie” han aceptado comer en almuerzo y cena. ¡Gracias!

.

Block title
Block content
Block title
Block content

Empieza y termina el día informado.

Regístrate para recibir nuestro Boletín del día.
critica
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title