Block title
Block content
Block title
Block content

El carácter

Por: Magister Carlos A. López Z. -

Hace algunos días, veía una vieja película que se llama Cuenta Conmigo, que si bien no me equivoco, salió por el año 1985 y narraba la historia de 2 jóvenes, uno brillante y de buena clase, pacifista, y el otro desadaptado con un futuro de pandillero. Después de una motivadora conversación entre ambos, no se volvieron a ver más, pero cosa curiosa, con el tiempo, el buen muchacho murió apartando una pelea callera, y el otro joven con mucho esfuerzo terminó la universidad y se graduó de abogado, llegó a tener una vida decorosa. Al final de la cinta, inmediatamente me nació la siguiente reflexión: ¿Puede el carácter sellar el destino de una persona?, definitivamente, creo que sí.

Existen tres características en el carácter que a mi juicio deben ser mencionadas: la primera es la mentalidad de abundancia que va a lucir lo único que tú eres y que ningún otro ser puede traer o manifestar, conocerte a pleno en tus capacidades, en todo lo que tú tienes para traer a este mundo es descubrir la mentalidad de abundancia que te habita.

Publicidad

Como segunda característica, el carácter te da a conocer tu propia integridad, obligándote a cumplir las promesas que te haces a ti mismo, es la sede de la autoconfianza, la cual debemos también contrastar en este contexto con la auto-estima. La personalidad está atenta a la autoestima, pero tu interior conoce de tus fortalezas y es de ahí de donde puedes construir una confianza en ti mismo.

En tercer lugar, el carácter desarrolla tu madurez, enseñándote a vivir en el presente. Madurar significa eso, apropiarte del momento presente, y ejemplifico lo dicho cuando veo a un bebé de cinco años jugando; él vive su momento, pero uno de veinticinco años no puede vivir veinte años como uno de cinco, o un hombre de setenta como dos de treinta y cinco, si tiene setenta.

Finalizo dejándote estas ideas: El carácter es el fundamento de nuestra vida, sin él una persona no podría levantarse y mantenerse erguida ante los demás. Es importante desarrollarlo porque es la columna vertebral de los principios y de la ética.

Préstale atención a la humildad, la honestidad, generosidad, paciencia, productividad y temperamento como pilares para fortalecer tu carácter, ganarás beneficios en la vida y para la gente que te rodea.

Block title
Block content
Block title
Block content