Block title
Block content
Block title
Block content

La respuesta a la pandemia de COVID19: Organizar las comunidades

Las vidas y la salud de nuestros compatriotas son muy valiosas. Todos los panameños debemos ser los dueños de nuestra salud, de nuestras vidas y de nuestros destinos.
La respuesta a la pandemia de COVID19: Organizar las comunidades

Por: Dr. Enrique Mendoza / Decano de la Facultad de Medicina -

El Lancet al escribir sobre la pandemia de influenza de 1918 dice: “si solamente hubiéramos actuado más temprano con una consciencia de salud colectiva hubiéramos salvado millones de vidas”. En la misma línea de pensamiento Peter Dunnill escribió en el British Medical Journal “prepararse para una pandemia es como tener asegurada la casa”. El Secretario de Salud de la administración del presidente George W. Bush hijo, el Dr. Michael O. Leavitt, al referirse a la influenza aviar expresó: “sigue siendo un peligro serio que todos debemos enfrentar”.

Eran los años 2006-2008: EL MINISTERIO DE SALUD, EL INSTITUTO CONMEMORATIVO GORGAS Y LA FACULTAD DE MEDICINA DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ CON EL APOYO Y EL FINANCIAMIENTO DEL DEPARTAMENTO DE SALUD Y SERVICIOS HUMANOS DE LOS ESTADOS UNIDOS ORGANIZAMOS EL CENTRO REGIONAL DE ENTRENAMIENTO EN SALUD PARA AMÉRICA CENTRAL Y PANAMÁ, PREPARAMOS CENTENARES DE MÉDICOS DE AMÉRICA CENTRAL PARA HACER FRENTE A UNA POTENCIAL PANDEMIA DE GRIPE.

Publicidad

En enero de 2008 organizamos en Panamá el primer curso de entrenamiento a líderes de comunidades de América Central para enfrentar una eventual pandemia de gripe. En el informe al Departamento de Salud de los Estados Unidos el reporte del curso decía: las personas y las familias pueden y deben saber qué hacer si una pandemia tiene lugar. Hay medidas sencillas que pueden mitigar y limitar el impacto negativo de una pandemia de influenza en las comunidades regionales.

Se expresaba que hay que comprender que la responsabilidad para responder a una emergencia de salud pública como una pandemia no puede ser completamente colocada en los profesionales de la salud y otros ubicados en la primera línea de respuesta, quienes también pueden llegar a estar incapacitados por la enfermedad e incluso perder la vida. Se insistía en la responsabilidad de cada persona, sola o colectiva para responder a la pandemia en su casa y/o en su comunidad.

Recientemente el CDC de los Estados Unidos ha expresado que “Los objetivos para utilizar estrategias de mitigación en comunidades con transmisión local de COVID-19 son reducir la transmisión de la enfermedad y en particular proteger a las personas con mayor riesgo de cuadros graves de la enfermedad, incluido los adultos mayores y las personas de cualquier edad con afecciones de salud subyacentes además garantizar la bioseguridad de los profesionales de la salud y los trabajadores en empresas críticas.”

Las pandemias son globales en su naturaleza, pero su impacto es local. Esta pandemia está afectando la vida de cada panameño, cada familia y cada comunidad. Tenemos que organizar a las comunidades en la respuesta a la pandemia. El trabajo con las comunidades debe centrarse en aspectos esenciales: cómo disminuir la transmisión del virus; cómo lograr los cambios de conductas y la adopción de un estilo de vida saludable y seguro para enfrentar la pandemia; como organizar la solidaridad con los más vulnerables social y económicamente. Tenemos que trabajar con los líderes naturales, religiosos y docentes. Confiemos en nosotros mismos: si los panameños tienen una información sincera, transparente, honesta y humana, tomarán buenas decisiones sobre qué hacer por ellos mismos y sus familias. Las vidas y la salud de nuestros compatriotas son muy valiosas. Todos los panameños debemos ser los dueños de nuestra salud, de nuestras vidas y de nuestros destinos.

Hoy más que nunca recordamos en el artículo del Lancet del 12 de enero 2019: “Offline: Rosa Luxemburg and the struggle for health: ¿Cuál debería ser la respuesta? "La salud pública debe basarse en los principios de solidaridad y separarse de las relaciones basadas en el mercado". La salud tiene un poder social particular. La salud es un objetivo que es "una reivindicación compartida, una bandera común que nos une en la lucha". "La salud es un poderoso llamado a la movilización”.


LA FACULTAD DE MEDICINA DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ INFORMA AL PAÍS QUE HA ORGANIZADO EL MOVIMIENTO DE ESTUDIANTES POR LA SALUD DE LOS PANAMEÑOS: EDUCAR Y APRENDER, SERVIR Y LIDERIZAR EN LAS COMUNIDADES.
 

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content