Los cambios del transporte

Redacción

La primera semana de operaciones del Metro de Panamá nos ha dado una pequeña muestra de los profundos cambios que traerá esta obra para la vida de los panameños.

A pesar de haber iniciado hace solo 10 días, la sensación de novedad y asombro ha sido suplantada rápidamente por una de conveniencia. Ya lo sienten como suyo; como si lo hubiesen usado toda la vida. Se está usando el metro tanto, que a lo largo de su ruta, una frase que solíamos escuchar frecuentemente, ha desaparecido. Aquella de “No voy”.

Era la que escupían despectivamente los palancas de taxis cuando se les pedía una carrera. Ahora, los transportistas selectivos casi que ruegan a los pasajeros a que se suban. Y si bien muchos panameños de a pie están disfrutando cómo se ha volteado la tortilla, es seguro que el gremio de taxistas ya están organizándose para enfrentar el nuevo orden del transporte.

¿Nuevas tarifas para transporte selectivo? Pueden apostar que la próxima administración tendrá que lidiar con eso.

El Metrobus, que tantas deficiencias ha mostrado para atender a la población, también tendrá que hacer ajustes, a medida que se vayan abriendo nuevas líneas del Metro.

Independientemente de quién gane las próximas elecciones, es un hecho que para el próximo gobierno es prácticamente una obligación construir las líneas 2 y 3. No porque las dejen licitadas en lo que queda de la actual administración, sino porque el pueblo les exigirá darle continuidad a la obra cumbre del presidente Ricardo Martinelli. Tras haber probado los beneficios del Metro, no se conformarán con menos.