Mensaje a Rómulo Roux

Por: Juan José Ramos Molina

Por: Por: Juan José Ramos Molina , Defensor de los Derechos de los Miembros del Partido Cambio Democrático -

Es una vergüenza que la actual dirigencia de Cambio Democrático, que tiene más de 6 años de estar al frente del partido, no haya podido ni querido saldar la deuda laboral que tiene con la Caja del Seguro Social, peor aún, cuando el actual presidente Rómulo Roux personalmente participe en el Diálogo Nacional para salvar la institución de la quiebra.

Nos surge una duda: Si Rómulo Roux hubiera sido electo presidente: ¿no iba a pagar la deuda con proveedores, bancos ni entidades financieras que otros gobiernos contrajeron en nombre del Estado?

Nadie elije a un presidente para que se excuse culpando a otro, menos al fundador del CD, quien nos llevó a ser gobierno. Esa misma persona que, desde su injusto encierro, hizo una grabación para apoyarlo en su campaña presidencial, logrando que creciera en las encuestas y casi lo llevara a ganar la Presidencia de la República.

Si en el año 2020, pese a la cuarentena obligada producto de la pandemia, bajo su gestión el partido gastó más de B/.90,000.00 en alquiler de carros, cientos de miles de balboas en cursos de capacitación y viáticos de dudosa ejecución, páginas web que nunca se hicieron, pagó a Porfirio Ellis y familia miles de balboas, bien podría haber pagado la deuda o al menos negociado pagos.

¿Cómo explica usted, señor Roux, que el CD haya hecho un contrato de arrendamiento a 20 años; sí a 20 años, por B/.2,900.00 para alquilar una segunda sede del CD en Chitré, propiedad del actual secretario de Finanzas, Manuel Cohen? El total de esos 20 años de alquiler suman casi 700 mil balboas. Usted no quiere pagar deudas pasadas, pero deja deudas de negociados a futuro. La doble moral nunca es buena consejera. 

Señor Rómulo Roux, cuando se alcanza la presidencia del partido, se debe hacer cargo tanto de los activos como de los pasivos. Si usted aún no entendió esto, debe reflexionar sobre su capacidad para dirigir el CD; máxime cuando en el transcurso que se acumuló la deuda en la Caja del Seguro Social, usted era secretario del Partido, y representante legal con poder de negociación para pagarla o negociarla.

Durante su presidencia el CD ha perdido más de 60 mil miembros, en parte porque el partido se transformó en una institución egoísta y distante. Su codicia y su temible condición de avaricia hicieron que un partido grande se transformara en un negocio de pocos.

Contenido Premium: 
0