Block title
Block content
Block title
Block content

Panamá ‘Incredible’

Por: Por: Julio César Caicedo Mendieta -

Son muchas las envidias y los hostigamientos que han provocado las ventajas naturales conque DS ha premiado a nuestro Istmo. Hay países vecinos con los cuales nunca hemos sido mezquinos con nuestras numerosas circunstancias y condiciones favorables y aun así nos insultan llamándonos “país laundry” y hasta “zanja hedionda del carajo”, nos suben aranceles, nos hacen desplantes y desmanes antidiplomáticos y nosotros siempre cumpliendo de más, con el enunciado de nuestro escudo de armas: “Panamá Pro Mundi Beneficio”.

Bien, regular o mal, nuestro Istmo ha demostrado que sabe manejar los dólares. Facilidad que se utilizó por primera vez de facto en 1849, cuando comenzaron auges indirectos como la fiebre del oro en California, luego el ferrocarril y sencillamente porque el peso colombiano era un verdadero estorbo en los bolsillos para las transacciones financieras que provocaban las masas de europeos y norteamericanos que por aquí pasaban. Ya en 1904, cuando nuestra población nacional no llegaba a los 300 mil habitantes, autorizamos por medio de una cartita de 12 líneas al dólar en forma legal, es decir, “de jure”.

Publicidad

Pero los vientos a favor de Panamá y sus provincias, al parecer, no terminan, sobre todo para la provincia de Coclé, en donde extranjeros suplantan a los nuestros por miles y descaradamente.

Debemos tener mucho cuidado con la forma en que actualmente conducimos al país, sobre todo en los últimos lustros, porque también hemos demostrado con creces que de seguir como vamos, sin planificación y con una Constitución Nacional torcida, pronto seremos merecedores indiscutibles en ganarnos consecutivamente, todos los años, la medalla de oro por “cagarnos en la olla de leche”.

“La pelea es peleando”, dijo Victoriano Lorenzo, quien nos dio la identidad nacional. “Panamá es para los panameños”, lo dijo en una ocasión Arnulfo Arias Madrid. “Cada país usa su propia aspirina y yo no quiero entrar a la historia, sino a la Zona del Canal”, Omar Torrijos Herrera. Este servidor, por edad y la experiencia, se atreve a rogarles: “Amor, tolerancia y disciplina”. Que por sus siglas en catalán significa: Calma, piojos, que la noche es larga.

Nota: El autor es del corregimiento de El Potrero, distrito de La Pintada, provincia de Coclé.

Block title
Block content
Block title
Block content