Prevenir evita problemas

No es bueno ser muy confiados si no queremos exponernos a perder objetos costosos y hasta nuestra propia vida. Los conductores de vehículos deben saber que

Tomado El Nuevo Herald Tomado El Nuevo Herald

No es bueno ser muy confiados si no queremos exponernos a perder objetos costosos y hasta nuestra propia vida.

Los conductores de vehículos deben saber que usar joyas en su mano o su muñeca izquierda, mientras conducen con la ventanilla abierta, en determinados barrios, puede ser tan peligroso que hasta le pueden amputar la mano para robárselas.

Viajar con cámaras fotográficas o filmadoras es una afición o deporte extremo porque el robo puede convertirse en agresión y perder algo mucho más valioso que los mencionados artículos.

En cuanto a los ladrones, existen diferentes estratos. Los expertos utilizan métodos sofisticados y no se conforman con pequeñeces, cometen desfalcos, estafas, utilizan la tecnología moderna como la internet para cometer sus fechorías. Tenemos que tener muchísimo cuidado con estos delincuentes.

Los aficionados utilizan más la oportunidad del momento y toman mayores riesgos. Roban en establecimientos comerciales productos tangibles, billeteras de los ciudadanos y, por lo regular, siempre van armados.

El hurto de teléfonos celulares es quizá uno de los más frecuentes en los países hispanoamericanos porque son objetos fáciles de robar y tienen mucha demanda.

Parece que, en la actualidad, las grandes compañías fabricantes de celulares están implementando o van a implementar funciones para que estos aparatos solamente puedan ser utilizados por sus legítimos propietarios.

Si un teléfono no pudiera ser utilizado por otra persona que no sea su dueño, nadie lo robaría. Mientras tanto, es importante ser muy precavidos en todos los sentidos.