Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Protesta cívica

Por: -

Es una realidad que existe un alto grado de pasividad e indiferencia ciudadana ante los abusos que día a día se cometen por parte de los actuales detentadores del poder.

A veces, resulta difícil creer que este es el mismo pueblo que en 1987 se alzó contra la tiranía militar y combatió por el imperio de las libertades democráticas y el Estado de Derecho.

Publicidad

En el pasado reciente se han ‘destapado’ escándalos de corrupción, y siendo hechos que involucran a toda la sociedad, solo se ve la manifestación momentánea de grupos minúsculos, sin ningún efecto.

Empero, con el aumento de la tarifa de electricidad parece haberse dado una súbita galvanización de la opinión pública nacional, sacudida por el impacto tremendo que tendrá la injusta medida en el bolsillo del consumidor.

Los cacerolazos del pasado fin de semana, junto a las protestas a la sede de la ASEP, como los apagones ciudadanos, son una clara demostración que este pueblo ya ha empezado a despertar para oponerse a los desmanes oficiales.

Ojalá que los panameños recuperen ese gusto por la protesta cívica y pacifica, pero igualmente valiente e irreductible y que no nos dejemos llevar por la indiferencia, frente a situaciones que nos afectan a todos.

Una clara demostración de madurez cívica es la capacidad ciudadana de demostrar en las calles, su desacuerdo con medidas que lo afecten. En aras del fortalecimiento del Estado democrático, es necesario profundizar en esa sana práctica.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title