Block title
Block content
Block title
Block content

¿Qué significa ser feminista?

Por: Por: Gabriela Arosemena Montenegro Twitter: @Gabby_aro -

Hace dos días, corroboré una vez más que la ignorancia no discrimina clase social, nivel académico ni ninguna otra condición superficial, al escuchar cómo un profesor universitario decía con toda propiedad frente a toda la clase (que en su mayoría somos mujeres) que el machismo es un “derecho” y que el feminismo era cosa de ser femenina, acto seguido indicó que “de todas las cosas que hacen las mujeres, los hombres las hacen mucho mejor”, declaraciones que no solo son misóginas y carentes de respeto y fundamento, sino que dejan en evidencia la desinformación que pulula en cuanto al tema de género.

Está de más decir que por poco y me da un ictus isquémico al escuchar tal falacia proveniente de un catedrático universitario y supuesto especialista en la conducta humana; aun así, opté por reflexionar y preguntarme: ¿en qué piensan los hombres cuando escuchan la palabra feminismo? Tratando de poner su definición en el lenguaje más simple posible, primero se debe entender el feminismo no como una característica individual, sino más bien como un movimiento que busca la igualdad y equidad tanto para mujeres como hombres, considerando que estas últimas han sido por siglos denominadas “sexo débil”, entre otras vejaciones a sus derechos e integridad.

Publicidad

No hay que ser un erudito para entender que las mujeres han sido vulneradas desde tiempos inmemoriales constituyéndose en “lo otro” como bien describía Simone De Beauvoir en “El Segundo Sexo”; derecho al sufragio, divorcio, condiciones igualitarias de empleo son tan solo unas cuantas luchas impulsadas por movimientos feministas, donde la esencia de cada uno de ellos radica en la búsqueda de equidad y trato igualitario, pero sobre todo de respeto que debe tener todo ser humano indistintamente del género al que pertenezca.

Siendo así, es de particular importancia para todos eliminar esa idea de que ser feminista implica estar en contra de los hombres: nada más alejado de la realidad, ya que por el contrario, todo lo que se pide es un trato más humano, compresión y empatía; pero para ello es importante abrir los ojos y sobre todo la mente para entender que el problema del machismo es real y una apología a la violencia contra la mujer que data desde inicios de las civilizaciones, pero como criaturas de hábitos y costumbres, también tenemos la capacidad de desarraigar dicha idea con miras a edificar una sociedad de igualdad y sobre todo de paz.

Block title
Block content
Block title
Block content