Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Salir

Por: Por Milcíades Ortiz Catedrático -

El Cholito Mesero del viejo café de Santana dijo a la mesa bochinchosa que había sabido que el presidente iba a salir del puesto antes de tiempo. Es que está aburrido que le echen la culpa de todo lo malo del país, explicó. De inmediato aplaudió El Loco, diciendo que eso sería una solución a los problemas del país. Intervino el Político para indicar que “cuidado que la que queda es peor”, algo que no entendieron varios… bochinchosos.

Ya se notaba el comienzo del “verano”, con fuerte sol y brisas en el legendario parque de Santana. Ante el anuncio del bellaco mesero el del PRD, expresó que eso sería luego de la Jornada Mundial de la Juventud, porque para el presidente no es imposible no volver a ver otra vez al papa. Para el Panameñista, eso era un cuento de los enemigos. “Cuando pasen los meses comprenderán el buen gobierno que hizo”, sentenció. Se le ocurrió al Político sugerir que cada dos años debería haber nuevas elecciones. “Así si el presidente no sirve, se le cambia rápido”, afirmó. Alegó el Asimilado (amigo de todos los gobiernos) que esa cambiadera de gobierno traería inestabilidad en el país, “porque no tendríamos tiempo de acostumbrarnos a las mañas del jefe, y ya lo cambian”.

Pensándolo bien, el Comerciante señaló que elecciones cada dos años podría ser una buena manera de mejorar la economía de Panamá, porque “corren millones cuando hay elecciones”. Con un gesto de desgano, el Civilista manifestó que sería negativo para el país escuchar cada dos años las tonterías de los candidatos, lo que volvería loco a más de uno… Reído el Comunista (Ñángara trasnochado) indicó que si hicieran como ellos de no cambiar el gobierno, las cosas irían mejor. “Con el tiempo la gente se acostumbraría al mandatario”, aseguró.

Publicidad

Preguntó el Universitario si ese cambio era para todos, o solo para el presidente. El Político afirmó que los que tienen puestos de elección deberían participar cada dos años en esas elecciones para ver si la gente está contenta con lo que han hecho. Por unos minutos se quedaron meditando los de la mesa bochinchosa. Varios movieron la cabeza en señal de estar de acuerdo con la idea. De esa manera habría más oportunidad a los que quieren llegar al gobierno para hacerlo rápido, y no esperar cinco años que pueden ser muy largos, pensaron varios. “Bueno, no pensemos en esas minielecciones y preocupémonos por la salida del presidente, pidió el famoso mesero. Entonces el Civilista preguntó: “Cholito, ¿dónde supiste de esa salida?” Burlón respondió: “No ven que hoy es Día de los Inocentes”...

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title