Block title
Block content
Block title
Block content

Siempre

Por: Nombre Milcíades Ortíz Catedrático -

Desde que recuerdo, siempre se han dado en Panamá dos situaciones distintas en un mismo año. En el verano no llueve y se habla de la sequía, especialmente en Azuero. Llega el invierno… ¡y aparecen las inundaciones! Lo peor es que esto lo conocen muchos y los gobernantes no han podido controlar los daños de manera efectiva. No se le puede echar la culpa al calentamiento global, "El Niño" y "La Niña" de este ciclo seco lluvioso. Sencillamente, en los años sesenta del siglo pasado no se hablaba de esos fenómenos de la naturaleza.

Como periodista hemos visto los ríos llenos de basura. Una vez se asomó la carrocería de un automóvil. Las personas no deben botar esos objetos al río. Pero… ¿es fácil en Panamá eliminar una refrigeradora, colchón, lavadora, etc.? Eso que las lluvias afectan la toma de agua y daña las potabilizadoras tampoco es noticia. La noticia sería ¿por qué las autoridades del agua no se preparan para evitar esto? Cuando nos amenazan con multas si lavamos el carro con agua potable, por allí hay roturas de cañerías que botan miles de galones de esa apreciada agua… ¡y la institución no las arregla a tiempo!

No hay que echarle la culpa de lo sucedido la semana pasada a la comunidad. Que no vengan con el cuento de que todas las casas afectadas por deslizamientos son "brujas". Estoy seguro de que varias de ellas tenían los permisos para ser construidas. ¿Ya se olvidaron de lo ocurrido en una barriada edificada donde no debió hacerse? (Prados del Este). El asunto no es nuevo como he dicho. Eso lo saben los residentes de Chanis. Tienen decenas de años de sufrir inundaciones y nadie ha podido o querido solucionar el problema. Siendo honesto se debe decir que no siempre las fallas son de funcionarios.

Hay algunas promotoras que no cumplen con las medidas de seguridad o construyen mal. Luego… ¡búsquelas para que arreglen el desastre! A veces las autoridades no hacen caso a las advertencias del público sobre esta situación. No sé si es por falta de equipo, personas o… pereza. Así sucedió hace poco en Tierras Altas de Chiriquí. Un río conocido por sus crecidas mató a varias personas porque no fue controlado a tiempo. Hubo advertencia de moradores… Luego del desastre viene la ayuda, solidaridad humana… ¡hasta usan esto para beneficio político!

Block title
Block content
Block title
Block content