Block title
Block content
Block title
Block content

Síndrome del nido vacío

Por: Por: Gabriela Arosemena Montenegro Twitter: @Gabby_Aro -

Alguna vez hemos podido escuchar eso del síndrome del nido vacío, mejor conocido como aquel que genera una sensación de soledad que afecta a padres, muchos de ellos adultos mayores, cuando sus hijos crecen y abandonan el hogar en el cual han vivido con sus padres.

Existen diversos niveles en los cuales esta sensación de soledad puede afectar a los padres, y esto estará directamente relacionado con el nivel de apego y vínculo afectivo que exista entre ellos; para los hijos, el dejar de vivir con los padres y formar su propio hogar es un paso más en el curso natural de la vida, no obstante, para algunos padres, esto constituye un hecho fatídico que los afecta a nivel emocional e incluso se ven casos en los que los padres como mecanismo para evitar sentir el “nido vacío” constantemente buscan a sus hijos, aunque estos ya no vivan en el hogar, a fin de sentir que forman parte de algo, lo que afecta a estos últimos en su nueva vida en familia.

Publicidad

Es importante para los padres entender que cada hijo es su propio individuo y que el ciclo de la vida comprende numerosos cambios, entre ellos formar su propio hogar o metafóricamente hablando expandir alas y tomar vuelo.

Existen muchas actividades en que los adultos mayores, que han pasado su vida trabajando y cuidando a sus ahora adultos hijos, pueden hacer para no sentir un vacío repentino, una jubilación activa o una serie de actividades en la que pueden participar y encontrarle su propio sentido a la vida, claro está, manteniendo siempre una saludable vida en familia.

Dicho esto, es importante mencionar que los hijos no descuiden a sus padres adultos mayores, los visiten periódicamente, lo incluyan en esta nueva vida familiar, ya que como he mencionado en artículos anteriores, el núcleo familiar es determinante para la salud del adulto mayor. Visitas dominicales, cenas, almuerzos, entre otras actividades que se pueden realizar padres (adultos mayores) e hijos, a fin de minimizar el impacto del síndrome del nido vacío.

Block title
Block content
Block title
Block content