Block title
Block content
Block title
Block content

Solemnidad de Pedro y Pablo

Por: Fundación -

Pedro y Pablo siempre han sido vistos como ejemplo de seguimiento y apostolado dentro de la Iglesia. Pero más por su ejemplo de configuración con Cristo que por ser autoridad dentro de la Iglesia. Si bien es cierto que Pedro recibe primado por parte del propio Jesucristo, y Pablo es denominado el Apóstol de las gentes por universalizar el mensaje salvífico de Cristo, lo que los hace autoridad en el pueblo de Dios; es precisamente su auténtico testimonio que les llevó a dar su vida y arriesgar su integridad por cumplir con la misión encomendada a ellos. Ese es el reto de todos los que se sientan cristianos.

Pedro es reconocido como el primer pontífice, precisamente porque las palabras del mismo Jesús lo catalogan como puente entre la Iglesia peregrina y la triunfante. "Lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos".

Publicidad

Reconocer entonces el primado de Pedro en la Iglesia, y el de sus sucesores, es de paso, reconocer también que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios vivo.

¿Reconoces en el Papa la autoridad de servicio otorgada por Cristo para bien de su Iglesia? Si es así, no estás lejos del Reino de Dios.

Voz del Pastor de Panorama Católico:

La fiesta de San Pedro y San Pablo, rica en connotaciones históricas y culturales, contiene una referencia directa a la cabeza de la Iglesia católica. Ambos Apóstoles sufrieron el martirio y se convierten en columnas de la Iglesia universal para todos los tiempos. Las promesas de Cristo a Pedro, acerca de convertirlo en piedra de cimiento para toda la comunidad eclesial, fueron ratificadas después de la Resurrección, con la entrega efectiva de la responsabilidad y la autoridad pastoral, sobre todo el Pueblo de Dios.

Block title
Block content
Block title
Block content