Block title
Block content
Block title
Block content

Violencia

Por: -

Es un hecho que la violencia callejera ha recrudecido y la cifra de homicidios en las últimas semanas, lo que presagia es que esta espiral macabra continuará su ascenso ante la incapacidad de las autoridades en hacerle frente.

Lo triste es que la violencia delincuencial está cobrando vida de jóvenes que en otras circunstancias pudieron haber sido ciudadanos productivos, pero cuya existencia quedó truncada por balas asesinas, llevando luto y dolor a sus hogares.

Publicidad

Las calles de Panamá se han convertido en sitios inseguros para transitar, hay provincias como Colón y Chiriquí, en las que prácticamente toda su geografía se ha convertido en una zona roja.

Lo paradójico es que la actual administración panameñista, que prometió al inicio de su gestión atacar este flagelo con energía e inteligencia, lo que ha hecho es rendirse y postrarse a los pies de los sujetos que actúan al margen de la ley.

Ya no se habla del fallido programa “Barrios Seguros”, que significó tirar a la basura miles y miles de balboas, que bien pudieron usarse para otros proyectos más prometedores; se les pagó a los criminales para que dejaran su “modus vivendi” al margen de la ley, tomaron el dinero y siguieron delinquiendo, burlándose del Gobierno.

Lo triste es la terquedad oficial, que a pocos meses de concluir la actual gestión, se niegan a reconocer el rotundo fracaso de este y otros programas, e insisten en seguir despilfarrando el dinero en programas fallidos.

Block title
Block content
Block title
Block content