Pequeños ganaderos llevan dos años enfrentando sequía

Por: Zenaida Vásquez -

Mucha dificultad están confrontando los pequeños ganaderos de la provincia de Los Santos debido a la sequía que hay en sus comunidades.

Eustorgio Bernal, ganadero del distrito de Los Santos, sustenta que actualmente, cada res se alimenta con 40 libras de silo al día, que es combinado con diferentes productos, como alimento (Larro), caña picada, maíz, entre otros.

Por ejemplo, cada libra de sorgo forrajero cuesta 5 dólares, lo que representa una gran inversión por cada res, y si se compara con lo que reciben de la leche, esto representa pérdida en vez de ganancia, por ello, muchos ganaderos están vendiendo sus reses.

El quintal de alimento Larro tiene un costo de 19 dólares, este es indispensable también para lograr mantener el ganado porque, de lo contrario, las reses no producen.

Esta situación, según esta familia santeña, no tiene siete meses como dicen algunos ganaderos, sino mucho más, pues consideran que desde hace cerca de dos años están confrontando problemas con la sequía en la provincia porque el año pasado fue muy poco lo que llovió.

Para poder darle algo más de pasto al ganado, están regando los terrenos con bombas y esto representa gasto de gasolina, aceite y un peón, para que se encargue de los regadíos.

También muchas personas están cargando agua para los animales, ya sea del río y otros hasta de los acueductos, situación que ya ha sido planteada por el director del Instituto de Acueductos Nacionales (Idaan), quien señala que este es también un problema porque se reduce el agua potable para el consumo humano.

Las pocas lluvias no han llenado lo suficiente los abrevaderos y el agua es casi nula.