Residentes de la Comarca Ngäbe Buglé exigen que les terminen escuelas

Denuncian que antes de concluir la administración pasada retiraron el proyecto y ahora han dejado a los habitantes engañados, así como a los estudiantes y maestros con este problema porque las escuelas están en malas condiciones.
Existen más de 10 escuelas ranchos, que no tienen ninguna condición para recibir niños, estudiantes y mucho menos a los educadores.

Existen más de 10 escuelas ranchos, que no tienen ninguna condición para recibir niños, estudiantes y mucho menos a los educadores.

Por: Melquiades Vásquez A. / Web -

Un grupo numeroso de padres de familias, de unas ocho comunidades de la Comarca Ngäbe Buglé, molestos y decidieron adoptar serias medidas de presión y cerraron la carretera Nacional que conduce del distrito de Santa Fe, hacia el corregimiento de Calovébora, en protesta por el abandono de los proyectos de construcción de algunas escuelas en el área.
Cristina Ramos, dirigente de los padres de familias de las comunidades de Alto Bilingüe, Valle Bonito, Paso Palmar, Paso Vidrio, entre otros, denunció que en la pasada administración de expresidente Juan Carlos Varela, dejó sin terminar las escuelas de las comunidades, lo que ahora está generando malestar.
Dijo que antes de concluir la administración pasada retiraron el proyecto y ahora han dejado a los habitantes engañados, así como a los estudiantes y maestros con este problema porque las escuelas están en malas condiciones.

LEE TAMBIÉN: Herrera se prepara para nueva fase de vacunación

Los padres de familias informaron durante el cierre de la vía hacia Santa Fe, que en las comunidades antes mencionadas existen más de 10 escuelas ranchos, que no tienen ninguna condición para recibir niños, estudiantes y mucho menos a los educadores que laboran es esos centros escolares.
Jorge Cárdenas, alcalde en el distrito de Santa Fe, dialogó con los manifestantes para que abrieran la vía, mientras que la queja de los padres de familias fue remitida al Ministerio de Educación.
La vocera de los padres de familias, también explicó que pese a lo difícil que se les hace salir de sus comunidades, para plantear el problema a las autoridades, no descartan con adoptar medidas drásticas para que se les escuche y se terminen los proyectos de construcción de sus escuelas.

Contenido Premium: 
0