Teodoro, artesano de manos ágiles que teje trasmallos

Por: José Manuel Adames La Voz del Interior -

Desde muy pequeños, los moradores de las áreas costeras de la provincia de Veraguas se las arreglan para lidiar con el mar y así conseguir el sustento diario que este les provee. Uno de estos ejemplos es el de Teodoro Guerrero, pescador y artesano, quien confecciona y repara trasmallos.

Este artesano de 51 años reside en la comunidad costera de Pajarón, en el sur del distrito de Las Palmas en Veraguas.

Desde los 14 años aprendió a remendar trasmallos y redes para pescar, trabajo con el cual se gana de 15 a 30 dólares por cada reparación.

Según Teodoro, él aprendió este oficio de unos capitanes de una empresa camaronera, en la que trabajó en su juventud. Hasta el día de hoy, aparte de pescar, se dedica a reparar redes de pesca porque hay que generar ingresos porque la situación está dura y hay que hacer algo más, comenta.

Él ya se ha ganado la fama de ser buen reparador de mallas de pescar, razón por la que pescadores de diferentes comunidades costeras de Las Palmas y Soná en la provincia de Veraguas, les llevan los trasmallos para que los arregle cuando se les dañan durante la faena, ya sea porque un pescado los rompe o al engancharse con alguna roca.

Cuenta que en la confección y reparación de la red hay que ser cuidadoso en hacerla con las medidas reglamentarias, ya sean de 4", 3" o 3 ½", entre otras. De igual manera, reconoce que los pescadores deben tener conocimiento del tipo de red que deben utilizar de acuerdo con las vedas que estén vigentes.

Y es que el armar trasmallos no es cuestión fácil, sin embargo, la agilidad de las manos de Teodoro hace que queden como nuevos. Hay que dedicar tiempo y ser exactos en las medidas si no, el trasmallo no servirá. Las plomadas y las boyas deben estar bien colocadas si no, el trasmallo será defectuoso, expresó.

Un trasmallo de 300 pies de largo puede costar unos 180 dólares y debe llevar al menos 40 libras de plomo, que es el material más caro que utiliza para su confección. Debido a que el precio no es nada barato para un pescador artesanal, siempre se busca reparar las redes deterioradas antes de comprar una nueva.

Los trasmallos son grandes mallas rectangulares que se posicionan en el fondo marino o flotan dependiendo de la especie que se quiera capturar. Las redes fijas se anclan con pesos o pedazos de plomo en la parte baja de la red al fondo y se mantienen generalmente próximas a la costa. Otras se utilizan a la deriva y se mantienen a mayores profundidades con boyas.